Opinion · EconoNuestra

Sueldo mínimo y margenes. Una comparativa entre España, Suecia y Colombia

Rikard Anderson
Periodista económico

¿Alguna vez te has preguntado por qué hay tanto desempleo en España y, al mismo tiempo, los sueldos son tan miserables? La pregunta no es baladí, ya que afecta a millones de españoles. Tiene varias respuestas. Vamos por partes:

La relación entre sueldos bajos y márgenes empresariales altos

Partimos de un ejemplo del contexto europeo. La subida propuesta del salario mínimo interprofesional a 900 euros brutos en 14 pagas equivaldría a 1.050 euros de 12 pagas. En Suecia no existe el salario mínimo, pero se podría considerar que 1.600 euros es un salario mínimo de hecho. El sueldo promedio según SCB, el INE sueco, está en 3.200 euros al mes, en España está en 2.215 euros al mes (datos de 2016, sueldo promedio de ambos sexos para jornada completa).  El desempleo en Suecia es mínimo, hay una gran demanda de mano de obra cualificada en todos los sectores.

Otro dato importante: el coste de la vida es prácticamente igual en Suecia. Según datos de Eurostat de 2017 la cesta sueca de comida y bebida sale un 25% más cara que la cesta europea mientras la cesta de compra española está un 7% por debajo de la media europea. Pero consumimos mucho más que comida y bebida. Hay que tener en cuenta que la luz, la calefacción y el agua son mucho más baratas en Suecia, igual que la telefonía e internet.  Los colegios y las universidades son gratis y tampoco hay peajes. En total, el coste de la vida es igual o hasta más barato en Suecia, difícil de creer pero es así; al mismo tiempo los suecos ganan en promedio un 44% más. Los suecos pueden gastar más, y así se crea más demanda de productos y servicios, lo cual se traduce en más demanda de mano de obra.

El último dato importante: La desviación estándar de los sueldos es mayor en España que en Suecia.  En la práctica, en España hay mucha gente que está ganando por debajo de mil euros al mes, al mismo tiempo que hay personas que están ganando por encima de 10.000 euros al mes. En Suecia, la distribución esta más acampanada desde el punto de visto estadístico. La gran mayoría de los suecos ganan entre 2.000 y 4.000 euros al mes.

Entonces, ¿cuál es la conclusión de esta comparativa? Los márgenes empresariales en España son mucho más altos que en Suecia. Los márgenes altos surgen cuando vendes caro y pagas poco a tus empleados. Los márgenes altos permiten unos pingües beneficios para los dueños de la empresa. La consecuencia es una sociedad con mucha diferencia entre las clases sociales. Es lo que estamos viviendo en España, y vamos en la dirección equivocada – la brecha social va creciendo.

Los altos márgenes, un fenómeno hispano

Hemos hecho la comparativa entre Suecia y España, pero podríamos haber dicho “la Europa con raíces católicas vesus la Europa con raíces protestantes”, la conclusión hubiera sido igual. Para confirmarlo empíricamente podemos irnos a Colombia, una ex-colonia española con una fuerte tradición católica. En Colombia, el salario mínimo por ley es de 781.242 pesos colombianos, lo cual equivale a 212 euros. Al mismo tiempo, la cesta de la compra en los supermercados Exito o Carulla en Bogotá es igual o más cara que la de Mercadona en España. Sorprende, ¿no? Los que conocemos la realidad colombiana sabemos que es cierto.  La gran diferencia es que la cajera del súper en Bogotá gana 220 euros al mes y su colega en Barcelona gana cinco veces más. No hace falta ser un premio Nobel de economía para entender qué los márgenes en Colombia son fabulosos.

La consecuencia de estos márgenes altísimos en Colombia es la condición necesaria para ser la sociedad con las diferencias sociales más altas de la OCDE. De hecho, Colombia es el único país donde las clases sociales, o los estratos como dicen allí, están reflejados en su legislación. Cada colombiano está asignado a un estrato que va desde estrato uno (los más pobres) a estrato seis (con un nivel de vida que no te puedes imaginar). Los españoles solidarios siguen creyendo que EEUU es el culpable de las brechas sociales en Latinoamérica, pero debería estudiar el poder de las oligarquías blanquecinas descendentes de españoles.

¿Porque son más altos los márgenes en países hispanos? 

La teoría económica nos dice que cada empleado en una empresa debe ser compensado según su productividad. En la práctica: La empresa sigue contratando empleados hasta que el último empleado ya no aporta a los beneficios. Lo mismo, pero dicho en otra forma: La empresa sigue contratando hasta que lo que produce el último empleado supera su sueldo. Cuando el salario del último contratado supera lo que produce, la empresa ya no contrata a ninguno más.  Lo que una persona produce esta valorado según el precio de mercado, que a su vez está decidido por la demanda global de la economía. Ahora volvemos a lo que habíamos dicho antes sobre la desviación estándar tan grande de los sueldos en España, y todavía más en Colombia. El hecho de que haya tanta gente ganando tan poco hace que no pueden comprar lo que deberían comprar para vivir tranquilamente. Es decir, no contribuyen a la demanda tanto como deberían. La distribución tan mala del margen empresarial hace que la economía se contraiga, y eso explicaría en parte porque hay tanto desempleo en España y porque los sueldos son tan bajos en Colombia. Es como un pez que se muerde la cola. Hay que destacar que el desempleo en Colombia está en estos momentos rondando el 10%. Es decir, unos sueldos tan bajos como en Colombia no son una garantía de pleno empleo.

Obviamente otra explicación es cultural y sociológica. Me limito a recomendar la lectura de “El español y los siete pecados capitales”, de Fernando Díaz-Plaja, el genial sociólogo español que murió hace unos años.

La conclusión: España tiene dos opciones. Uno es copiar el norte de Europa, compactando la distribución de los ingresos, así creando más demanda, lo cual beneficiaría a la economía. La otra opción es seguir con sueldos bajos y la explotación laboral, así garantizando la brecha social creciente. El problema con la opción de subir el sueldo mínimo a 900 euros, es que habría que subir la productividad en España, crear más valor añadido. En una España que cada vez más depende del turismo es un reto enorme.