“Si Podemos no lo hace bien, espero que haya una Tuerka que lo diga”

De una tertulia en una televisión del madrileño barrio de Vallecas a cuatro espacios de análisis político que abrirán la temporada con la visita de Esperanza Aguirre. Ese ha sido el meteórico recorrido de La Tuerka, que a partir de hoy abandona el tutelaje de Pablo Iglesias y presenta a sus nuevas Tuerkas.

Tres de ellas son Noelia Vera, Facu Díaz y Héctor Juanatey, que presentarán dos de los tres nuevos programas. Defienden que “las redes son la naturaleza de La Tuerka”, ya que se ha convertido en un nexo más del flujo de contrapoder que corre por ellas.

Sin miedo a los ataques de la “casta periodísitica”, ya saben que hay medios “que son un enemigo mediático que hay que combatir”. Eso sí, siempre con humor y “riéndose mucho”, tanto de “la actualidad” como de “sí mismos”. Al fin y al cabo, reconocen, “estamos haciendo tele y no conviene aburrir al personal”.

Comunidad editorial del 4º Poder en Red

Habéis pasado de uno a cuatro programas distintos. ¿Queréis forraros?

(Risas) Facu: Creo que fue una idea de Pablo. Nos lo planteó como una salida al problema de que él no iba a poder estar tanto tiempo y Juan Carlos tampoco. Nos pareció ambicioso pero también una gran idea. Hay que coordinarse muy bien.

¿Creeis que la intención de Pablo puede ser también variar el discurso, que la Tuerka deje de ser un sinónimo de Pablo Iglesias?

Noelia: Con la experiencia del año pasado, cuando ellos empezaron a faltar más porque sus agendas estaban cada vez más apretadas por el auge de Podemos, tuvimos que participar más. A mi me tocó presentar, a Facu le tocó intervenir más… Empezó a funcionar, no nos iba mal, Tania se convirtió en una habitual, la parte humorística de Facu tenía mucho impacto en redes, merecía la pena explotarlo un poco más. Luego había temas más de Madrid que no se habían tocado, La Tuerka era una tertulia política pero nos faltaba salir a la calle a empatizar con los problemas sociales y que no fuesen solamente expertos opinando desde un plató.

¿Por qué empezasteis a utilizar el humor como arma para lanzar vuestros mensajes?

Facu: A mi hay una cosa que me fascina de Pablo, y es que es un tipo que localiza muy bien cosas emergentes. Conmigo sucedió algo muy parecido a eso. Yo hacía vídeos en tono de parodia de tema político en youtube, él lo vio y decidió que me iba a incorporar al equipo, creo que porque vio que tenía mucho impacto en redes. De hecho a mi también me sorprendió mucho, porque yo soy guionista pero nunca he querido hacer actualidad política ni nada relacionado, pero sí que vi que haciendo este tipo de cosas tenía muchas visitas y que a la gente le gustaba. Es otra manera de transmitir, estamos haciendo televisión y no podemos aburrir al personal, aunque lo hagamos mucho (risas).

¿Qué importancia tiene la estrategia en redes para La Tuerka?

Noelia: Es fundamental, creo que la Tuerka es una de las tertulias con más impacto en redes.

Héctor: Al ser un programa emitido en streaming, las redes son importantes por el enlace. Si no metes el enlace en redes no puedes ir a la gente en la calle y decir “¡Oye! pon http, tres uves dobles, luego punto, luego público.tv, barra, la tuerka…“ Evidentemente es esencial.

Noelia: Las redes son la naturaleza en sí misma de La Tuerka.

Facu: Es verdad que hemos crecido mogollón en redes y que es prácticamente la única herramienta que utilizamos para difundir lo que hacemos. Y ya no solo desde el perfil de La Tuerka, sino cada uno desde su propio perfil intentamos difundir lo que hacemos y es una pasada: colgar un vídeo y levantarse al día siguiente viendo que ya tiene 20.000 visitas, simplemente porque se ha movido por la Red.

Héctor: Además a la gente le gusta que La Tuerka le responda a sus preguntas, a sus opiniones… Tener esa interacción con el programa que ven.

“Hemos conseguido que, además del perfil oficial de un programa de televisión que se emite por Internet, La Tuerka sea como un activista más en las redes sociales: difunde manifestaciones, convocatorias de movimientos sociales…”

Facu: Además hay una decisión muy inteligente. No es un perfil que simplemente cuelga cosas de La Tuerka, sino que funciona prácticamente como un activista más: difunde convocatorias de manifestaciones, de movimientos sociales, etc. Hemos conseguido que, además del perfil oficial de un programa de televisión que se emite por Internet, sea un activista.

En el último vídeo que hicisteis de La Tuerka responde, decíais que sois la última aldea de galos y que tenéis muy claro quienes son los romanos. ¿Quiénes son exactamente los romanos?

Facu: Son los limpiabotas del régimen.

Héctor: El Ibex 35.

Facu: Sí, de hecho esa frase se quedó fuera del vídeo porque la olvidé. En ese momento nos estábamos refiriendo a todos los medios que utilizaban cualquier cosa para cargar contra Podemos y contra Pablo, y nos utilizaron también a nosotros, al equipo de La Tuerka. Difundieron unas informaciones muy mal explicadas y de una manera muy tendenciosa.

“Los grandes medios son un enemigo mediático que combatir”

¿Casta periodística?

Facu: Sí, sí, exacto. Teníamos claro, y después de aquello mucho más, que son un enemigo mediático que combatir. Además de los enemigos políticos están los enemigos mediáticos, una fábrica de producción de noticias…

¿Hay disputas internas Izquierda Unida – Podemos?

Noelia: Para nada.

Héctor: Facu y yo podemos decir que somos simpatizantes de IU

Facu: Yo soy militante.

Es compatible, ¿pero no surgen debates?

Noelia: Sí, pero siempre son en clave amistosa.

Héctor: Y además son muy reconfortantes. Es como cuando estás en un bar con un amigo que vota a otro partido y hablas de política. Aquí estamos entre amigos.

Facu: Sí, y es una de las pruebas de que podemos trabajar juntos en muchas cosas.

De ahí viene la pregunta, ya que hay gente que no es que lo ponga en duda pero sí que le llama la atención, sobre todo por las acusaciones de televisión de partido.

Noelia: Precisamente por eso. Para evitar esa idea no todos somos politólogos. También somos periodistas, queremos dar información veraz aunque no pertenezca a la agenda mediática de los medios tradicionales. Intentamos informar a la gente, intentar otro tipo de tertulia, otro tipo de discusión. Nosotros no pretendemos ser el órgano comunicativo del partido, para eso ya tienen a su equipo de prensa.

Con estos cambios de formato afrontáis uno de los años más importantes de las últimas tres o cuatro décadas. Este año hay elecciones municipales y generales. ¿Qué tenéis previsto?

Noelia: No lo sabemos. Hemos establecido los formatos y el sistema de trabajo que vamos a seguir, pero nosotros somos muy de ir improvisando sobre la marcha. El año pasado fue un ejemplo de ello. Nos iremos regenerando según la marcha. Estamos abiertos al cambio al son que marque lo que pase en las calles, ¡que para eso estamos!

Héctor: Facu y yo nos lo vamos a pasar riéndonos de todo lo que pase. Siempre desde un punto político que ayude al cambio, pero riéndonos. De la actualidad y de nosotros mismos.

Facu: En el programa piloto que grabamos la primera fase era: “Bienvenidos a La Tuerka News, el único informativo donde manipulamos las noticias como nos da la gana”. Es una declaración de intenciones, una advertencia para que no te creas esto como un informativo de verdad.

“A todo este movimiento de la confluencia de la izquierda nadie le está sacando el jugo que se le podría sacar. El reto va a ser conseguir reírnos de todo lo que está ocurriendo porque realmente es gracioso. Todos se descojonan pero nadie lo hace delante de una cámara”

Habrá cosas que sean ciertas, pero también vamos a decir muchas barbaridades. A todo este movimiento de la confluencia de la izquierda nadie le está sacando el jugo que se le podría sacar. El reto va a ser conseguir reírnos de todo lo que está ocurriendo porque realmente es gracioso. Todos se descojonan pero nadie lo hace delante de una cámara. Es un proceso muy lento y muy denso. Hay semanas que lo paso realmente mal porque digo “¡Hostias, esto no avanza!” Espero que seamos esos 20 minutitos en los que la gente pueda reírse de Izquierda Unida, de Podemos o del PSOE, aunque de estos mucho más (risas).

Noelia: Somos felices trabajando, y eso es lo que creo que la gente que nos quiere atacar no ha entendido.

¿Sois precarios además de felices?

Héctor: Yo no me siento precario. Siento que participo en un proyecto político muy interesante, que no es un medio de comunicación al uso como limpiabotas del régimen con publicidad del Ibex 35 por todos los lados.

Noelia: Es que esto no es una empresa.

Héctor: Exacto. Yo esto no me lo tomo como un trabajo más en el currículum.  Me lo tomo como un proyecto político en el que trabajo como periodista.

Facu: La Tuerka nos ofrece una retribución para poder dedicar nuestra militancia a este proyecto y no tener que trabajar en otra cosa. No es un trabajo normal. Es difícil de entender para quién no ha participado nunca en algo así. Aquí nadie se siente precario. Somos gente feliz y entusiasmada con su trabajo. Algunos necesitan mucho dinero para ser felices. Yo no necesito 2.000 euros para vivir bien. Mientras pueda militar y vivir estoy contento.

Noelia: La respuesta es no. No somos precarios.

¿Veis entonces La Tuerka, no como una tele de partido, sino como una tele para la confluencia?

Facu: Ojalá lo sea.

Héctor: Cada uno tiene una visión sobre la confluencia distinta. Sin embargo, cuando nos referimos a proyecto político, no nos referimos a un partido en concreto.

“Ojalá La Tuerka se convirtiera en un espacio que aportara su granito de arena a la confluencia”

Noelia: Cada uno lo ve diferente, yo lo veo como un trabajo periodístico. Para mi lo importante es tratar temas y contar historias que otros medios no cuentan y además, a través de la TV, que es algo que llega mucho más. Si lo miras con otro prisma, desde el papel que puede tener en este momento Pablo Iglesias, pues no tiene nada que ver, pero sí tenemos claro que vamos hacia el mismo lado. Desde un enfoque o desde otro, el objetivo es compartir.

Héctor: Yo creo que lo que mejor lo define es el nombre de la productora: con mano izquierda. Proyecto político  con mano izquierda y cada mano tendrá su opinión concreta sobre lo que está pasando.

“Somos la prueba viva de que la confluencia funciona y funcionará”

Facu: De todas formas a mí me encantaría que La Tuerka se convirtiera en un espacio que aportara un granito de arena a la confluencia, es decir, desde el equipo humano que trabaja aquí, hasta la gente que viene a participar, somos la prueba viva de que la confluencia funciona y funcionará. Desde los que trabajamos aquí con distintas maneras de pensar y de militar en diferentes organizaciones, hasta los propios tertulianos que vienen de IU, de Equo, de Podemos, etc, hemos demostrado que hay otra manera de hacer las cosas, de trabajar, con muy buen ambiente. Me encantaría que fuésemos la prueba de que podemos trabajar juntos.

¿A los periodistas nos iría mejor si las redacciones fueran como la de La Tuerka?

Noelia: Las cosas cambian en el momento en el que lo que se puede y lo que no se puede hacer se decide en un despacho con un plan empresarial y pensando en el mercado. Ahí es cuando cambia todo. Por eso es una cuestión que depende cada medio y de las decisiones que le impongan.

Héctor: Como salud mental sí que nos iría mejor. He estado en medios en los que sí he tenido problemas de cambiar titulares, enfoques, broncas porque tenías que escribir bien sobre determinado político, etc. Por eso yo no me defino nunca como periodista sino como activista, creo que el activismo es parte del periodismo.

¿Esa libertad viene de que coincidís políticamente con vuestros jefes o porque nunca os han presionado?

Noelia: Nuestro sistema de trabajo era reunirnos a las 4 de la tarde, hasta las 5,  donde teníamos un consejo de redacción en el que todos (técnicos, periodistas, politólogos, etc.) tenían un debate sobre los temas elegidos para cada día. Son decisiones que se tomaban de forma asamblearia y creo que así seguirá funcionando.

Héctor:  Lo que sí está claro es que no es una decisión de agentes externos como pueden ser los bancos.

Como medio y como periodistas/activistas, ¿estáis preparados para criticar y decir lo que pensáis sobre cualquiera, incluidos Pablo Iglesias o Juan Carlos Monedero?.

Facu: Yo soy muy de eso. Llevando dos meses aquí decidí que era un magnífico momento para reírme de mis jefes y resulta que les encantó a los dos. Entonces me reí de ellos porque consideré que a la vez a la audiencia les iba a gustar que alguien dentro del equipo se riese de ellos. Ahí fue cuando se confirmó que tenía vía libre para hacer lo que quería. Por eso ahora quiero ir todavía más allá y reírme de todo lo que está ocurriendo en la izquierda.

Héctor: No es tanto si estamos nosotros preparados para reírnos de todos ellos, sino si lo están ellos para que nos riamos. Todo el mundo debería asumir que se pueden hacer gracias con ellos.

Facu: No solo humor, también críticas, hace poco en una entrevista, en la que me preguntaban por Podemos, yo dije lo que pensaba y que no participaba en Podemos porque tenía algunas diferencias y quería ver como asumían la responsabilidad que tenían.

Espero que si el día de mañana cambian las cosas sigan siendo necesarias herramientas como La Tuerka. Si el día de mañana nuestros directores, que son también nuestros amigos, con los que tenemos mucha afinidad política, hacen algo mal, espero que haya una Tuerka que se lo diga.

Noelia: En el momento en el que empiezas a hacer periodismo contraes una responsabilidad con la sociedad que va intrínseca en la profesión, y eso es lo que se les ha olvidado a buena parte de los medios generales.

a

También en El 4º Poder en Red:

Periodistas, non gratos (I), (II) y (III)

“Si centramos la economía en el bien común, podemos abandonar o reformar el capitalismo”

Lo que la Red te ha contado sobre Gaza mientras el establishment callaba

Diez herramientas básicas y gratuitas para la militancia (I), y (II)