La ciudadanía se empodera en Red contra la corrupción

Daniel Martín
Periodista miembro de la comunidad editorial de El 4º Poder en Red

La política española está sumida en un lodazal de corrupción. Día a día, nuevos casos copan las portadas de los periódicos sin apenas haber dado tiempo a asumir los anteriores. La respuesta de la clase política es insuficiente y no alcanza a dar soluciones para atajar un problema que constituye un ataque para la democracia.

De nuevo, la sociedad civil empoderada en Red ha sido la encargada de atender las demandas de la población y ha puesto en marcha diferentes iniciativas que tienen como objetivo desenmascarar a los corruptos y llevar a los saqueadores de lo público ante la Justicia.

La ciudadanía lo hizo

La plataforma 15MpaRato es la demostración de que los ciudadanos organizados pueden obligar a actuar a las instituciones. La querella de esta organización contra Rodrigo Rato y los responsables del hundimiento de Caja Madrid-Bankia propició el comienzo de las investigaciones para conocer lo que sucedía en los entresijos de la entidad.

El trabajo de estos activistas ha jugado un papel vital a la hora de destapar el escándalo de las tarjetas b de Caja Madrid, un caso que da buena cuenta de hasta qué punto está enraizada la corrupción en nuestras instituciones al afectar por igual a partidos políticos de casi todo el espectro ideológico y a sindicatos.

15paRato: “Ahora tenemos las herramientas en Red para destapar sus cuentas, sus trapos sucios, desacreditarlos y perseguirlos hasta que no tengan dónde esconderse”

¿Quién cobra la obra?

La Fundación Ciudadana Civio denuncia que la contratación pública en España no es transparente y está vinculada a numerosos casos de corrupción. La información de los contratos se publica de forma parcial y en formatos difíciles de tratar a la hora de la extracción de datos como el PDF. Por ello han puesto en marcha el proyecto “¿Quién cobra la obra?”. El objetivo es hacer una radiografía precisa de qué constructoras se han llevado más contratos, las cantidades de los mismos y quién está detrás de esas empresas.

Esta iniciativa se enmarca dentro del plan de Civio de dibujar el mapa global del poder en España. La información conseguida será tratada periodísticamente y se publicarán reportajes de investigación para difundir los casos de corrupción que se descubran. Las bases de datos que genere el proyecto serán descargables y reutilizables, como mandan los cánones del periodismo de código abierto.

Corruptil: medicina ciudadana contra la corrupción

Corrutil.com es una página web puesta en marcha por un grupo de ciudadanos que pretenden aglutinar y difundir información sobre la corrupción. Su objetivo es influir en la agenda política y mediática e impulsar iniciativas que permitan acabar con la corrupción; a la que definen como un “patógeno de férrea resistencia”. Por ello, apuntan que el tratamiento indicado para su erradicación ha de ser de larga duración.

Para combatir a tu enemigo primero debes conocerlo, y por ello han elaborado el dossier Crónica de un expolio que analiza detalladamente el agujero económico generado en las arcas públicas por los corrupción y señala a los culpables.

Los impulsores de esta página web creen que otra forma de hacer política es posible. Trabajan para conseguir una democracia más participativa, transparente y justa. Para ello, no se limitan únicamente a arrojar luz sobre los problemas de corrupción. Ofrecen al ciudadano una guía de cómo actuar y fomentan la colaboración entre diferentes nodos comunicativos nacidos de la sociedad civil. Corruptil enlaza en portal con otros 50 sitios web de diferentes iniciativas ciudadanas que buscan imponer la transparencia y la rendición de cuentas para regenerar la democracia desde diferentes ámbitos. Esta página web es un nodo más de una creciente red de ciudadanía empoderada que ejerce contrapoder mediante internet. 

 

También en El 4º Poder en Red

El poder de la ciudadanía digital(izada)

Podemos y los riesgos de la burbuja tecnopolítica

El teniente Segura: “Estoy dispuesto a servir de escudo a otros como yo”