El detonador

¿Vuelve el tontipop? Yo me largo...

La pesadilla se repetía un día tras otro. Me levantaba de la cama, iba a la cocina, calentaba café, ponía Radio 3 y... ¡ZAS! Otra chica con voz ñoña, infantil y desafinada interpretando canciones inanes, melodías deshabitadas, muermos sonoros, memeces (a veces), cursilerías (casi siempre)...

Eran cosas chungas de verdad. En mi opinión, claro.

Lo peor es que no era una pesadilla: ¡era real! Como un dolor de muelas, o casi (y luego decían que era pop inofensivo).

Yo no comprendía, mis amigos no comprendían, conocidos de los conciertos tampoco comprendían... Pero Jesús Ordovás, Julio Ruiz y, sobre todo, Juan de Pablos, ínclitos locutores de Radio 3, cayeron rendidos ante un fenómeno -como venía diciendo- incomprensible.

Yo le decía a mis amigos: Pero vamos a ver, ¿cómo le puede gustar a Julio Ruiz Manta Ray, y al mismo tiempo emocionarse cuando habla de Vacaciones (uno de los grupos cabecillas del tontipop, ver vídeo debajo)? ¿Se está convirtiendo en el Joaquín Luqui del 'indie'?

De repente, empezaron a surgir grupos y grupos y más grupos que tocaban (mal) un casio PT-1, tenían poco sentido de la vergüenza y aparecían en las portadas de los discos con una bola algodón de azúcar en la mano. Los primeros, o al menos los que abrieron el melón, fueron Los Fresones Rebeldes. Con la mala suerte de que su líder, don Felipe Fresón, era un músico barcelonés ya mayorcito, pero sumamente prolífico, que tras Los Fresones formó otros dos grupos (TCR y Cola Jet Set).

Y los sellos... Elefant y Subterfuge jugando a ser K Records, peleándose en una carrera hacia el precipicio: el boom no duró ni dos años. La Monja Enana (ojito a la coreografía del primer vídeo, arriba, merece la pena), Juniper Moon, Niza, La Pequeña Suiza, Tres estrellitas power... Su trayectoria lo dice todo. ¿Quién se acuerda de ellos hoy? (Silencio) ¿Y estos eran el relevo del indie? Vamos hombre...

Algunos grupos del tontipop citaban como influencia a Le Mans o a Los Planetas de 'David y Claudia', pero... ¿por qué no hacían canciones tan buenas como ellos? Porque no sabían, claro. Y no, 'David y Claudia' no tiene una letra tonta. Pero si haces una canción imitando a 'David y Claudia' es muy probable que el resultado sí que sea tonto.

Porque cuando la gente habla de una "segunda lectura" no se refiere a releer 'Los Pilares de la Tierra'.

Eso pasa mucho. Ves a alguien que hace algo chulo de forma sencilla y tú te dices: yo también puedo hacerlo. ¡Las narices! Que hay que trabajar...

Y es verdad: no todo fue malo (Les Biscuits Salés y Meteosat eran divertidos y tenían cierta imaginería propia, mientras que la trayectoria de La Casa Azul ha dejado claro que el talento de Guille milkyway era incuestionable). Hasta en la guerra hay gestos de humanidad.

¿Y a qué viene todo esto? ¡Pues a esto! ¡Tachán!:

papa-topo.jpg

Les presento a Papá Topo!, todo un fenómeno veraniego en uno de los submundos del indie patrio. Son Adriá, de 17 años, y Paulita, de la que desconozco su edad, pero evidentemente tiene menos.

Su canción 'Oso panda' amenaza con convertirse en otro de esos hits de entretiempo que parece que van a ser una bomba pero cuando estallan suena un petardo. Aún así, cada vez que veo el vídeo me entra más miedo. Y seguro que son buenos chicos, eso no lo dudo...

Lo mejor: quizás no les permitan dar conciertos por ser menores de edad (bendita ley de Gallardón).

Lo peor: ya han fichado por Elefant.

La sombra del tontipop es alargada y viene a por ti, que te creías a salvo. A no ser que te guste, claro. ¿Te gusta? Cuéntame, cuéntame...