El sonido en los conciertos, ¿a quién le pedimos el dinero?

No fui, pero lo intuía: Arcade Fire sonaron mal en Madrid. Ya en el Summercase de hace tres años el sonido fue solo tibio. Por lo que me cuentan y lo que leo en Facebook, en el Palacio de Deportes la cosa fue incluso peor. La entrada costaba 35 euros, casi una jornada de trabajo en la construcción.

Está claro que en el Palacio no habría muchos obreros y todos sabemos que el pop y el rock indie es pasto de pequeños burgueses de clase media-alta, pero… ¿Se merecen esto los pequeños burgueses? ¿Hasta dónde llega la justificación de que el pop y el rock no tienen que sonar impolutos (Dios nos libre)? ¿Se puede exigir otra cosa o vale todo?

Lo de Arcade Fire, no obstante, debió ser como la Quinta Sinfonía de Beethoven en el Auditorio Nacional al lado de la debacle sonora de Coldplay en el Estadio Olímpico de Barcelona el año pasado (tampoco estuve, perdón por citar de nuevo de oídas). Al parecer, desde ciertos lugares del recinto no es que se oyera mal, «¡es que casi no se oía!», me contó la incombustible Rocío Sahagún. Ojito a estos dos vídeos:

¡Lo nunca visto! Son dos ejemplos, pero todos tenemos en la memoria conciertos con sonido ratonero en los que solo te quedan dos opciones: o frustrarte y quedarte con indignada cara de tonto o hacer de tripas corazón y reproducir las canciones en tu cabeza mientras intentas apurar la inversión económica con resignación.

Recuerdo el sonido a fritanga de Springsteen en el Bernabeu después de aforar 75 euros… Vaya bola de chisporroteos. No era yo solo: «¿Qué ha bebido el técnico de sonido?», me escribía un amigo a la cuarta canción desde el césped.

Por no hablar de nuestra querida sala La Riviera, donde ya celebramos que la cosa suene medio-bien.

Lamentablemente, en los aforos grandes (pabellones y estadios), son más los conciertos que suenan mal (experiencia propia).

¿Por qué suenan mal tantos conciertos? ¿Se puede hacer esta pregunta? ¿Algún técnico de sonido puede explicárnoslo? ¿Es justificable? ¿Habría que reclamar la pasta? ¿Nos están tomando el pelo?

Hablad ahora o callad para siempre.

PD: Acabo de recordar que hace un año escribí esto. No es neurosis, es indignación (o amor).