El detonador

¿Cantan mal los 'indies'?

Hace un par de semanas, la web de Rolling Stone publicó un reportaje donde una profesora de canto analizaba las voces de varios cantantes de la escena indie (Nacho Vegas, Russian Red, Love of Lesbian, la Bien Querida, etc.).

A mí el artículo me pareció divertido. Y aunque no valoro los artículos exclusivamente porque me los lea enteros, este me lo leí entero.

Hubo, sin embargo, quién no pensó lo mismo, criticando que se saque a los indies solo para hablar mal de ellos (no comparto, se habla mucho mejor que peor de ellos) o aludiendo a prejuicios sobre los cantantes indies (puede ser un artículo prejuicioso, pero en mi opinión esto no lo invalida desde el momento en que lo recibo como un chascarrillo donde queda más ruborizada la profesora que los cantantes de los que habla).

Días después, me escribieron de la web de Rolling Stone para participar en otro reportaje relacionado con el anterior, sobre si hace falta técnica vocal para ser un cantante pop.

Como suele ocurrir en este tipo de artículos, solo reprodujeron una pequeña frase de todo el testamento que les mandé. Ya que hice el esfuerzo, os dejo aquí el cuestionario para que opinéis también vosotros, amigos de toda España y parte del extranjero.

(Y gracias a Ana García Moreno por sus preguntas)

•  ¿La técnica vocal es importante en los cantantes de pop?

No es lo más importante. En algunos casos ni siquiera es importante. El pop no requiere una técnica vocal académica, que es la que se suele enseñar en clases de canto (lo sé por experiencia propia) y que prioriza aspectos como la vocalización, la afinación, la potencia, la proyección, la tesitura o el equilibrio. En el pop hay otros parámetros de mayor importancia, como la interpretación, la intención, la intensidad, la personalidad, etc. Por ejemplo, no tiene mucho sentido decir que la cantante de Los Punsetes canta mal, porque las canciones de ese grupo piden una voz así: grosera, incorrecta, agresiva, fea, desafinada.

•  ¿Nos transmiten más las voces imperfectas que las perfectas?

Cuando escucho una canción no pienso en esos términos. Una voz perfecta (académicamente perfecta, por llamarlo de algún modo) puede transmitirme mucho o nada. Lo mismo en el caso contrario. El valor está en otro sitio. Voy a recurrir a un caso tópico: Bob Dylan. Su voz es nasal, no tiene una gran tesitura y en ocasiones desafina, pero le escuchas ya en su segundo disco, en una canción como ‘Don’t think twice it’s alright’, y te apabulla, te emociona, te encoge. Su voz es absolutamente maravillosa: cómo marca cada sílaba, qué intención le da a cada verso, con qué carácter pronuncia… Eso no es cantar mal.

•  Si la técnica vocal no lo es todo, ¿hay un límite a la baja que hemos sobrepasado en el pop español?

De haber un límite a la baja que hemos sobrepasado en el pop español, es en cantantes como Amaia Montero, Chenoa o la misma Marta Sánchez. Parece que cantan bien, pero a mí no me transmiten nada, en parte porque sus canciones suelen ser muy malas.

•  ¿Ha hecho OT, paradójicamente, daño a los cantantes españoles? Parece que pedirle a alguien que cante bien es pedirle que cante como David Bisbal…

No lo creo. ‘OT’ es (o era) un concurso de televisión que ofrece una visión muy superficial de la música. No es un programa malo en sí mismo. En Inglaterra, por ejemplo, también tienen su ‘OT’, lo que no impide que mucha gente viva la música pop de una manera profunda y desprejuiciada. Lo que ocurre en España es que hay un desequilibrio importante entre la música superficial y la música más profunda, imaginativa o elaborada. Sin querer cargarle la culpa a alguien en concreto, creo que gran parte de la responsabilidad de esta situación la tienen las grandes multinacionales del sector, que son las que deciden qué música se oye en un país a nivel masivo. Creo que su estrechez de miras en materia musical y su búsqueda del beneficio a corto plazo ha sido perjudicial para el pop en este país, ya que no solo ofrecían contenidos musicales pobres, sino que ocupaban todo el espacio mediático y no dejaban florecer otras iniciativas. Afortunadamente, todo esto está cambiando y gracias a Internet y al adelgazamiento de las multinacionales cada vez más grupos interesantes o diferentes están teniendo más repercusión.

•  ¿Se puede analizar, académicamente, el arte?

El arte hay que analizarlo. El problema es si "académicamente" significa encorsetarlo en unos parámetros definidos de antemano que invalidan cualquier otro paradigma. Eso es un error.

•  ¿Es el desajuste modular una característica del indie español actual, como podrían serlo el sonido de las guitarras en el noise de los 90? ¿O es una excusa para suplir carencias?

Creo que la valoración exclusivamente vocal ya es en sí misma engañosa. El pop, y más en concreto el pop indie, hay que valorarlo en su conjunto. ¿Te imaginas una canción de Nacho Vegas interpretada por Sergio Dalma? Perdería, ¿no?