Elisa Serna

REGENERAR MADRID

 

CAYO LARA, Coordinador de IU INES SABANES, presidenta del Madrid civil

 

Las palabras de Cobos en la reunión de ayer de la Comisión Ejecutiva - hace unos días "Direccion Nacional" -, expresaron que sentía miedo por él y su famila, por el espionaje de que ha sido objeto. Son una muestra más de como los heredos-franquistas han vaciado de contenido que cosa pueda ser la cortesia parlamentaria, el sistema de deferencias, garantías y ecuanimidad propio del sistema democrático. El agravio a la asociación de victimas del 11-M de Pilar Manjón, es una muestra más de amiguismo que busca el voto cautivo de los seguidores ultras de Aguirre, via subvenciones.

Desde luego, Esperanza Aguirre, no solo no se ha hecho querer por los madrileños, sino que ha transpasado todas las lineas rojas de la ética que se pre-supone a los representantes políticos en la sede de la soberanía de los madrileños, la Asamblea de Madrid.

Asamblea de Madrid

Con los malos tratos psicológicos, instalados irasciblemente por Aguirre en la Asamblea, hace ya mucho que la oposición siente vergüenza ajena, recibe palabras vejatorias, ofensas, insultos, como se comprueba cada vez que seguimos por televisión los Plenos.

La rebotica siniestra, tras la compra de dos diputados del PSOE, Tamayo y Sáez para acceder a la Presidencia, se ha traducido en cohecho, prevaricación, desvio de fondos, espionaje y todo el corolario que describe el Auto del caso Gürtel.

El síndrome de sentirse vigilados embarga el ánimo de los diputados y diputadas indiscriminadamente. Creen tener los teléfonos pinchados y bajar al aparcamiento o entrar a los servicios son actos ya impregnados de prudencia, de prevención por si se cruzan, agentes de seguridad privada, que pagamos los madrileños, para mas inri.

Por consiguiente, se ve venir una macro, extra-size, XXL, manifa, como la de hace tres días en Valencia, contra la corrupción, en defensa de la Democracia misma.

MARU MÉNENDEZ, Portavoz PSOE MATILDE FERNÁNDEZ, diputada PSOE

Por otro lado, con la Ley en la mano, el Estado de Derecho no precisaría de muchas más evidencias, para que el Vicepresidente Tercero y Ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, estudie con mucho detenimiento junto al Fiscal General del Estado, Sr. Conde Pompídu, o el juez instructor del caso Gürtel, Baltasar Garzón, mecanismos que se activan habitualmente en casos de conculcación sistemática, imperativa, totalitaria, de la democracia misma, como dolorosamente estamos viviendo en Madrid.

Si los actos de contricción y los golpes de pecho, que se le suponen periódicos a los católicos, no llevan por lo que se vé, a la dimisión de Aguirre, a quien a pesar de estar emparentada con aristocráticos condes, nobleza no obliga, la designación de una Gestora que se haga cargo de atendernos a la ciudadanía y organizar unas Elecciones Anticipadas en la CAM, está entre los recursos posibles del Estado de Derecho.

MANUEL CHAVES, Viceprensidente 3º del Gobierno de España y Ministro de Politica Territorial y CONDE POMPÍDU, el Fiscal General del Estado

 

ALFREDO PEREZ RUBALCABA, Ministro del Interior