Elisa Serna

20-N-09 - 73 años de IMPUNIDAD, BASTAN

 

MIGUEL HERNANDEZ, poeta y republicano

Los familiares y amigos del poeta Miguel Hernández, La Fundación de su nombre o la Asociación de Estudios homónima, han reclamado estos días la anulación de la sentencia a muerte, emitida en el "Procedimiento Sumarísimo de Urgencia Nº 21.001, contra Miguel Hernández Gilabert"por "Rebelión militar".

Precede a esta petición individual, la del Foro Estatal de la Memoria Histórica o la Asociación de la Memoria Histórica, que junto a la Coordinadora de la Memoria Historia, vienen insistiendo en la necesidad de ampliar los supuestos de la Ley de Memoria Histórica, de 27 de Diciembre, de 2007, a la suspensión de todas las sentencias dictadas por la Judicatura Franquista del siglo XX, y la asunción por parte del Estado de todas las exhumaciones pendientes de desarrollar en las cunetas secretas de nuestro país.

Jose Maria Pedreño, Presidente de la Federación de Foros por la Memoria y Emilio Silva, Presidente de la Asociación para la Recuperacion de la Memoria

La Ley de Memoria en vigor, supuso un hito en su momento, porque anuló todos los Tribunales y Juicios Sumarísimos, creados con graves defectos de forma y fondo por la Judicatura Franquista, con el objetivo final de organizar el exterminio, la aniquilación fisica, de toda una generación de republicanos Defensores de la Democrácia, cuyo delito consistió en defenderse, con las armas en la mano, del Golpe de Estado de Franco y cuantos ejércitos internacionales de tierra, mar y aire acudieron a nuestra tierra a probar el armamento que en el otoño de 1939, utilizarían los ejércitos fascistas de Alemania, Italia, Portugal o Marruecos, en la II Guerra Mundial. Otras virtualidades de la Ley de Memoria es que atendió el derecho a la Reparación de ex-presos, trabajadores esclavizados en Batallones Disciplinarios para obras públicas, indemnizaciones a los familiares de los republicanos que van apareciendo en las cunetas y que financia en parte las actividades por la recuperación de la memoria histórica, al tupido tejido asociativo que componen las tres grandes plataformas señaladas mas arriba.

Trabajadores esclavos de Franco, republicanos de un Batallón Disciplinario

Se podría aseverar que la suma de todas las personas, sean historiadores, familiares, arqueólogos, amigos, forenses, servidores públicos, abogados, políticos de izquierdas, sindicalistas, diputados o senadores, protagonístas de la ruptura de la amnesia histórica sostenida en nuestro país, aun hoy, por los heredo franquistas, ha sido un éxito hasta tal punto, que una a una siguen rompiendo las trabas falsas que Manos Limpias o Libertad e Identidad, ha interpuesto al desarrollo del Juicio al Franquismo, el Auto de Garzón, que reclama el inalienable Derecho a la Justicia, que al ser universal, asiste también a los supervivientes o familiares de aquellos valientes republicanos. Su disfrute solo puede alejar el maleficio de la frase "el pueblo que no juzga su história, está abocado a repetirla"

Juez Baltasar Garzón, Instructor del Juicio al Franquismo

Si algo tiene de positivo llegar sesenta años tarde a acometer el Juicio al Franquismo, es sin duda que el envite de pedagogía pública en torno a los estremecedores acontecimientos de los años cuarenta, aun tardío, será bien aprovechado para impedir el desarrollo de grupos neo-fascistas en nuestro país. Si el reloj de la justicia anti-fascista marcó en Europa el año de 1946, fue el Tribunal de Nüremberg y la Declaración de los Derechos Universales de Hombre que siguió, el asiento jurídico de toda argumentación de la oposición democrática a la dictadura franquista.

Tribunal de Nüremberg, Juicio al Nazismo, 1946

Casi acostumbrados a que cuando los españoles vamos, los europeos ya vuelven el desvelamiento a partir de 2000 de las verdades históricas por las Cátedras de Historia Contemporánea, no ha podido ser mas oportuno, para solucionar los dos problemas a una: El Juicio al Franquismo y la neutralización del rebrote neo-nazi.

El filósofo Reyes Mate, autor de "Memoria del Olvido" y el catedrático de Historia Contemporánea de Zaragoza, autor de "La Iglesia de Franco"

Como vacuna de amplio espectro, exigir al Ministerio del Interior que no acepte a trámite o anule, todas aquellas asociaciones, filofascistas que según informa Público y conocemos, quieren legalizarse estos días, o perviven desde 1936, con el ideario del integrismo católico más cerril, impunes, cuando no desde la apología abierta de Hitler, Musolini o Franco, populistas y exterminadores, hasta nuestros días, es un anhelo expresado vivamente por todos los portavoces del movimiento memorialista y de víctimas de Franco, porque en Democracia cualquier expresión o agresión fascista, es una patología del sistema.

Mientras tanto, me sumo a la petición de los familiares y asociaciones Miguel Hernández, por la anulación de la sentencia del Ejército Rebelde en 1936, que le condenó a muerte, por Rebelión Militar, porque es de Justicia viviendo en Democracia como vivimos y abre el camino a la Anulación General de todas las sentencias emitidas por los golpistas de 1936.

MIGUEL HERNÁNDEZ, rapsoda de sus versos, envalentona a compañeros de trinchera, en defensa del Gobierno Legítimo de la II República, 1931-1939