Elisa Serna

PP: RETIRAR EL RECURSO CONTRA L'ESTATUT

 

 

El president de la Generaltat de Catalunya, JOSÉ MONTILLA

L'Estatut de Catalunya, fué aprobado por el Congreso de los Diputados del Estado, Madrid, y el Parlament de Catalunya en el año 2006. Lleva, pues tres años estancado, pendiente de fallo, en el Tribunal Constitucional donde fue a parar por un recurso de incontitucionalidad del Partido Popular.

Del sentimiento de desafección a los de hartazgo y de dignidad herida, durante estos tres años de larga espera, que se se han ido larvando en Catalunya, respecto al Estado el Español, se añade ahora la proclama colectiva, en estos días, porque los partidos nacionalistas catalanes han consensuado un Editorial único para los principales medios de comunicación y la prensa catalana de ayer, que se han unido como una piña.

La andanada ha provocado hoy respuestas airadas de algunos medios conservadores católicos de Madrid, donde la defensa del Mapa Diocesano y la unidad franquista de España, late como modelo de Estado en sus editoriales.

Ultimas declaraciones al límite de la paciencia

"Lo acordado "para unir no puede servir hoy para dividir", ha declarado el presidente de la Generalitat respecto a la sentencia que podría excluir la palabra 'nación' del Estatut. El presidente de la Generalitat, José Montilla, ha mostrado su malestar por aquellos que pretenden menospreciar la voluntad de los catalanes expresada democráticamente en las urnas en 2006 .

Congreso de los Diputados, Madrid, Sede de la Soberanía

"De la información que nosotros disponemos sobre las deliberaciones sobre el Estatut de Catalunya, no se desprenden modificaciones de gran calado. Es preciso sosegar el debate" ha declarado la Vicepresidenta De la Vega en el Consejo de Ministros del viernes pasado.

Por su parte, Felix Monteira, deduce en su artículo en este periodico que "el mejor servicio que les queda por prestar a los magistrados del Tribunal Constitucional, es dimitr"

Centrados, pues, tras estos testimonios de la más rabiosa actualidad en el ojo del huracán informativo, profundicemos con sosiego en la cuestión del Modelo de Estado, porque es sin duda una concepción plural, distinta, del mapa de España, junto a su incontinencia electoralista, la causa del obstruccionismo habitual del Partido Popular en las Instituciones y Poderes del Estado, el Tribunal Constitucional en este caso, por una parte.

Por la otra, es el derecho legitimo a que se respete lo votado por los dos Parlamentos concernidos, sedes de la soberanía de sus ciudadanías, en esta contradicción, junto a los tres años ya de espera, lo que ha llevado al límite de la paciencia al Tripartito catalán y a toda su ciudadanía.

Parlament de Catalunya, Sede de la Soberanía catalana.

Hoy, de nuevo, el hartazgo y las aspiraciones de autodeterminación, son un clamor en Cataluña, probablemente porque es un país que se ha ganado tesoneramente, laboriosamente, dígnamente, su madurez política, económica, social y cultural, hasta el punto de que el diseño transicional, a nadie puede satisfacer ya, porque su deseo de vivir sin tanta hojarasca burocrática, sin patrias potestades, protectorados decimonónicos, sin ser atendidos o las tutelas desde posiciones objeto de obstruccion, se les hace mayoritariamente, intolerable ya.

Ahora bién en el Partido Popular, parece estar la clave, el gesto que reconciliaria desafecciones, hartazgos y proclamas unidas de la prensa catalana: la Retirada del Recurso de inconstitucionalidad que pesa sobre el Estatut desde hace ya tres interminables años de negligencia en una parte de los magistrados del Tribunal Constitucional.


Encasquillado este partido en "sostenella y no enmendalla, en desestabilizar al Gobierno de España a cualquier precio, parece llegado el momento de abrir el debate sobre el modelo de Estado, de diseñar un Estado Federal, que con proyección de futuro, sustituya al viejo traje – el Estado de las Autonomías - que durante treinta y dos inviernos ya, nos ha quitado el frío de la Dictadura Franquista.

Elisa-Serna, cantautora, ex-presa y represaliada política.

Madrid, 29.11.09 – 05:25 h