Ojo público

Pobreza leporina

Esta niña tumbada no tiene un puto peso (filipino), pero sí un problema de caballo: labio leporino, fisura palatina o cualquier otra malformación facial. Acaba de ser operada gracias al alma blanca de varios médicos alemanes, neozelandeses y australianos, que devuelven la sonrisa a muchos otros críos de manera altruista, en su tiempo libre, sin recibir nada a cambio. Le llaman Operation Restore Hope —algo así como Operación Devolver la esperanza— y permite que cada año sean atendidos gratuitamente en Filipinas CHERYL RAVELO / REUTERSunos 80 menores sin recursos. La foto fue tomada en el Diosdado Macapagal Memorial Medical Center, en Caloocan City, Manila.