Fórum Gastronòmic Girona 09. La memoria del placer

memoria.JPG

Ya sólo queda un día de congreso y este es mi primer post acerca del Fórum. Para quienes esperen un análisis pormenorizado, al uso, de lo que aquí  ha sucedido, es mejor que se lo piense porque hoy sólo hablaré de sensaciones.

Mi llegada fue temprana, aún con el rocío en los coches, el vaho en las ventanas de los dormitorios, los churros del mercadillo de los sábados y el olor a recién pintado en algún que otro stand. En el haber de horas de sueño, números rojos. En el bolsillo, el discurso de la tarde; en la boca, un hola Pep, soy el Pingue. 

Va a hacer 10 años que estuve en el Bulli y cómo si fuera hoy una de esas mañanas de Cala Montjoi, allí, en el recinto,  encontré a mis compañeros de piso, de fatiga, de miedos,  de ilusión, de esperanza. Ahora son jefes, empresarios, divulgadores y aún hoy conservan la mirada de la ilusión.

También han pasado 10 que comenzó el Fórum, el mismo que me ha dado la oportunidad de hablar sobre blogs y poner cara a quienes tanto admiro, a anónimos, a gente como Roser Torras, de la que aún recuerdo el abrazo sentido, que no impostado, y a simple vista sincero.

Por último recordaré hoy, día 25 de febrero, el día que conocí a Fernando y Jaume y me llevaron a por trufas. Recordaré la ponencia de Adrià y su “la vida sigue” de ayer, y tendré la certeza de que aún sigo vivo, pues Josep Roca me llevó a la memoria y me produjo placer tras su Vida Vi.