el pingue

"Agencias de calificación gastronómicas". "Terror en el hipermercado, horror en el ultramarinos.."

¿Se imaginan que haya agencias dedicadas a puntuar restaurantes, libros gastronómicos, mantequerías, colmados...? ¿Se imaginan que tras listas, críticas en prensa, en revistas, en televisión, incluso en blogs, haya intereses económicos, personales y no se diga ni se aclare nada al respecto? ¿Serán estas agencias, estos críticos y críticas, quienes están detrás de congresos, los que estén creando una burbuja gastronómica mundial? ¿Y si el ciudadano de a pie está harto de todo esto y da la espalda a la alta gastronomía?¿Lo han pensado antes de sentarse a la mesa de blackjack los jugadores?¿Cuántas marcas en las cachas de sus Smith&Wesson tienen los gurús? Dudas tengo, preguntas traigo.

 menestra.jpg

De lo que sí estoy seguro es de volver a Navarra, sin ser invitado, anónimamente, pertrechada mi ranchera con una caja isoterma y rendido, una vez más, a su huerta y a su gente, al menos la que me ha acogido. Si hace unos años dije que no podía haber una casa sin un jamón en su cocina, ahora digo que no puede haber una despensa sin conservas de Navarra, cultivadas y embotadas en sus tierras, o frescas para luego amansarlas en guisos y caldos. Y algo off topic: ahora que se duda de los funcionarios, de las empresas públicas y de sus trabajadores, yo me he encontrado con gente que arrima y mucho el hombro. Ya lo viví en La Rioja y ahora lo he vivido en Navarra. Ganas y pasión, ese es el camino.

alcachofasnavarra.jpg

Y si no saben qué hacer este fin de semana, si la lluvia les ha destrozado el plan y las elecciones inglesas les da igual, vean los primeros capítulos de Treme, la última de la HBO. Música de Jazz, desesperación, ilusión tras la tragedia, vida. Y una crítica a la mentira y al trampantojo.