Suicidio en Twitter

mclennan-twitter.jpg

Lo llaman el primer suicidio en Twitter de la campaña. Los comentarios en Twitter del candidato laborista escocés Stuart MacLennan le han costado el puesto. En realidad, son de hace casi un año y no pasan de ser chistes malos (y algunos insultos) de un joven de 24 años que no tiene muy claro cómo resultar gracioso. Pero ya se sabe lo que ocurre con los políticos y las redes sociales. Quieren que les sean útiles en sus esfuerzos propagandísticos (ellos lo llaman comunicarse con los votantes) pero sin que un exceso de espontaneidad les afecte a su imagen. Como bañarse con la ropa puesta porque el agua está muy fría.