De Palacio al metro

El ministro de Finanzas, George Osborne, presentó ayer su proyecto para recortar 6.200 millones de gasto público en el próximo año. El tijeretazo a las cuentas públicas, de momento, no afecta a Isabel II, pero sí que es muy posible que con la presentación del primer presupuesto en junio, las cuentas de Palacio sufran algún tipo de reducción.

Hoy se celebra el tradicional discurso de la reina, en el que los miembros de la coalición gobernante presentarán su proyecto común. Como se estipuló antes de las elecciones, los diputados que no cumplan ciertos requisitos no tendrán más remedio que ir al Parlamento en transporte público. Y la reina, por la cercanía del Palacio de Buckingham a Westminster, podría ser víctima de los recortes de Osborne en cualquier momento.

La viñeta, del genial Peter Brookes en The Times.