El hijo de Brown se pasa con el Twitter

 Twitter de Sarah Brown

Tiene sólo tres años, pero ha sido capaz de meter en un nuevo lío a su papá, el primer ministro del Reino Unido. Aunque esta vez, Brown no tendrá que pedir disculpas puesto que el fallo ha sido infantil.

La semana pasada, el Twitter de Sarah Brown, la mujer del ‘premier’ británico, envió a su millón de ‘followers’ el siguiente mensaje:  fvdfzsrsazxzzxcvbnmadgfhjjkqwrtyuuuiop. No se trataba de ningún código encriptado de los servicios secretos o de la transcripción del estado de ánimo de su esposa. El pequeño de los Brown se había colado en el ordenador de mamá.

El mensaje de Downing Street conmocionó a los periodistas, que pensaron que la sede del Gobierno estaba siendo atacada por algún pirata informático malicioso. Después de varios días de misterio, Brown reconoció el error ayer: «La semana pasada, los seguidores de mi mujer Sarah en Twitter recibieron un mensaje incomprensible que mi hijo pequeño envió desde su ordenador cuando mi esposa no estaba en la habitación».

«Bien entendido, es un error por no vigilar Internet», dijo. La broma del infante le sirvió al primer ministro para hacer un guiño al nuevo programa escolar que el Gobierno va a instaurar a partir de 2011. Los niños de primaria cursarán una asignatura sobre Internet que les servirá para conocer cómo manejarse por la red de una manera segura. Las calificaciones contarán para su currículum.

Pese a su todavía primario control del teclado, parece que el hijo de los Brown sacará buenas notas.