Terry también cobra los bonus

terry-ancelotti.jpg

El semanario sensacionalista News of the World la tiene tomada con la familia Terry. Es cierto que el defensa del Chelsea y sus padres son unas piezas de mucho cuidado, y en el caso del futbolista hablamos de una pieza de caza mayor.

El dominical ha cazado a Terry dedicándose a un negocio cuestionable: cobrar 10.000 libras por una visita guiada a las instalaciones del club, incluidas aquellas zonas privadas donde los jugadores reciben masajes y matan el tiempo en un jacuzzi.

Los desmentidos habituales en estos casos son inútiles. Hay un vídeo en el que se ve al socio de Terry guardarse un sobre con el dinero mientras el jugador contempla sonriente la transacción. Se supone que las 8.000 libras que se lleva Terry acabarán en una organización benéfica, pero será difícil comprobarlo. Hacienda estará muy interesada en hacer algunas preguntas sobre estos ingresos atípicos.

El padre de Terry ya tuvo su minuto de gloria por culpa del News of the World. Le pillaron hace un mes pasando tres gramos de cocaína en los baños de un bar. Tampoco es que sea un traficante. Sólo se llevaba una comisión para poder pagarse un gramo. Nadie trabaja gratis.

Terry tendrá que dar algunas explicaciones a Carlo Ancelotti y a sus compañeros, que han descubierto que forman parte del atrezzo con el que el defensa impresiona a sus clientes. Habrá quien piense que Terry no necesita más dinero que las 160.000 libras semanales que cobra en el Chelsea. En la época que vivimos, eso es un error. Si los directivos de la banca de inversiones cobran un bonus por un trabajo que no reporta ningún beneficio a la sociedad, Terry pensará que también tiene derecho a sacarse un dinerillo extra.

Ancelotti tiene motivos para sentirse estafado. Al llegar al club, dijo que Terry era “el símbolo del equipo” y que continuaría siendo el capitán para siempre. El club le subió el sueldo cuando el Manchester City amagó con ficharlo. Y ahora el símbolo les paga poniendo a todos en ridículo. Tras empatar ayer con el West Ham y confirmar el liderato con cuatro puntos de ventaja sobre el Manchester, lo menos que necesita el club es despertar la atención de la prensa sensacionalista.

Es lo que tiene contar con multimillonarios como empleados. Nunca tienen suficiente. El Tottenham va a sancionar a 16 jugadores por haber dejado en evidencia al entrenador. En una conferencia de prensa, Harry Redknapp dijo que estaba en contra de las fiestas de Navidad que suelen montar los jugadores. Los suyos nunca “se tomarían la libertad” de celebrar una sin contar con su permiso.

Faltaría más. Sólo dos días antes, la plantilla en pleno se había ido de incógnito a Dublín, y no porque los villancicos irlandeses sean los más emotivos. No habrían pasado desapercibidos en una discoteca de Londres y probaron en la capital irlandesa, donde se supone que nunca han visto a un futbolista de la Premier. Muy listos no son, ¿no?

Iñigo Sáenz de Ugarte