Cameron se hace unas fotos

mirror-cameron.jpg

Hace unos días, fue The Sun el que fue atacó directo a la yugular de Gordon Brown en el caso de la carta de condolencia enviada a la madre de un soldado muerto. Ahora es el Daily Mirror el que atiza a David Cameron por una curiosa sesión fotográfica ayer en el Día del Armisticio, en el que las autoridades homenajean a los caídos en la Primera Guerra Mundial. El líder tory se llevó a su fotógrafo personal para que le retratara durante 20 minutos. Se hizo un buen ‘book’ que le será útil en la propaganda electoral.

They then began a carefully-choreographed photo session. The Tory leader had clearly been instructed on how to behave and moved briskly from pose to pose in the 20 minute shoot. He walked around the garden, often bending down to read the names of the dead etched on crosses and carefully studying the wreaths of poppies.

El Mirror ya no tiene la influencia de años anteriores. Su difusión está muy alejada de la de The Sun. La jugada contra Brown no le ha salido muy bien al diario sensacionalista de Murdoch. Un sondeo dice que el periódico fue demasiado lejos. En vez de provocar un escándalo contra el primer ministro, ha conseguido el efecto contrario. Hacer que Brown caiga bien a la opinión pública sí que tiene mérito. Sus asesores lo intentan todos los días con resultados nada impresionantes. Al final, han tenido que ser sus enemigos los que le echen una mano.

No es que los tabloides se preocupen mucho si sus campañas se vuelven contra ellos. The Sun y Daily Mirror están para vender periódicos, una tarea ímproba en estos tiempos. Matarían a su madre y venderían a su abuela por un puñado de ventas, así que no van a tener mucha consideración ni con el primer ministro ni con el líder de la oposición.

Iñigo Sáenz de Ugarte