Opinion · El tablero global

Intereses espurios del expolio sin beneficios del Sáhara Occidental

Los que aducen que el Movimiento 15-M no tiene la legitimidad parlamentaria que da las urnas deberían fijarse en los actos ilegítimos que cometen los gobiernos europeos en el Sáhara Occidental, en flagrante desprecio del dictamen jurídico del Parlamento Europeo sobre la ilegal explotación de los recursos naturales de los saha-
rauis y en provecho de la potencia ocupante y de las grandes compañías occidentales.
Resulta ser que las resoluciones de los eurodiputados no importan lo más mínimo a nuestros gobernantes, que siempre consideran prioritarios los resultados económicos –es decir, los de las corporaciones que están esquilmando la pesca y los recursos minerales saharauis– frente a los derechos de los ciudadanos. Puesto que todos los gobiernos de la UE son plenamente conscientes de la injusta expoliación que están padeciendo los saharauis, pero han decidido hacer caso omiso a sus propios legisladores, argumentando que no se pueden perjudicar, con los tiempos que corren, a las maltrechas economías de las sociedades que dirigen.
Tamaña falacia pretende ocultarnos que los que de verdad se aprovechan de ese expolio son los ocupantes de un territorio cuya autodeterminación, exigida por la ONU, jamás se ha respetado. En realidad, las compañías europeas ni siquiera hacen gran negocio en el Sáhara (la aportación económica de la UE a Marruecos a cambio de pescar en las costas saharauis es incluso superior al rendimiento que obtienen nuestros pesqueros), pero legitiman a las empresas marroquíes que operan allí y que sí sacan buena rentabilidad de sus explotaciones.
La verdad es que nuestros políticos sólo buscan beneficiar intereses espurios. Por eso no nos representan… aunque consigan muchos votos.