Juan Carlos Escudier

Pese a mi insultante juventud, llevo más de veinte años juntando letras, posiblemente porque nunca he sabido hacer otra cosa.

En Diario 16 me enseñaron el oficio y en El Mundo lo puse en práctica. En ese tiempo aprendí todo lo bueno de esta profesión y todo lo malo, que no es poco. En El Confidencial me hicieron adjunto al director y me dejaron opinar. Y más tarde, en 20 Minutos me puse a perseguir políticos hasta que se acabó el dinero.

He escrito dos libros, pero para hacer todo en la vida me falta tener un hijo y plantar un árbol. De momento, voy ensayando con macetas. Hay cosas que, como Bartleby, el escribiente de Melville, preferiría no hacer. Pero esa es otra historia.

No tenemos remedio

Ha tenido que venir a decirnos el Reino Unido, donde por cierto siguen muriendo diario decenas de súbditos de su graciosa majestad por coronavirus,...

Ni tú ni Nadia

La traducción futbolística de lo ocurrido ayer en la votación del Eurogrupo es la siguiente: jugamos como nunca, perdimos como siempre. Tenía la vicepresidenta...

Iglesias y las cloacas

Lleva razón el vicepresidente Pablo Iglesias en que los hechos contrastados no admiten discusión. Es irrefutable que a su exasesora Dina Bousselham le robaron...

Estupidez pandémica

El coronavirus está permitiendo confirmar lo que antes solo eran hipótesis de trabajo. Se ha ratificado así que lo que nos distingue como especie...

Simón en cueros

La pandemia está dejando fotografías terribles, indecentes e inconvenientes. En esta última categoría entra el posado en cueros y moto del director del Centro...

La mujer de negro

Los detractores del Gobierno han encontrado el argumento perfecto para apoyar la candidatura de Nadia Calviño a la presidencia del Eurogrupo, un puesto desde...