¡Eureka!

El inventor europeo del año: “A los que se marchan les diría que aprendan fuera y vuelvan enseguida”

inventor-00

Por Pablo Oliveira y Silva

José Luis López Gómez no viajó solo a Ámsterdam para recoger el Premio Popular al Inventor Europeo del año. Lo hizo acompañado de una tremenda cohorte de familiares, amigos y compañeros de trabajo. Estos días, más que nunca, es el orgullo de todos. El ingeniero burgalés ya jubilado, que también recibió en 2011 la Medalla al Mérito en el Trabajo, sigue colaborando como asesor técnico de Talgo y su trabajo en la optimización para el guiado en la rodadura de trenes le ha valido este galardón otorgado por la Oficina de Patentes Europea.

¿Cómo se ha sentido estos días desde que se conoció este reconocimiento?

La verdad es que tuve mayor sensación de euforia el día que comprobé que lo que había patentado funcionaba en los trenes con toda seguridad. Pero lo que más me ha impresionado estos días es lo mucho que me han apoyado todos. Eso es lo que más me ha fascinado, el apoyo de todas partes y pensar que he tenido una votación popular altísima. Además, la empresa Talgo me ha apoyado enviando a Ámsterdam a seis personas. Y de mi familia se han presentado allí 22 personas, junto a cuatro amigos. Eso es lo que más me ha entusiasmado.

Con respecto al premio y el invento, como no lo he hecho para competir sino para que funcionase, esto viene a confirmar el esfuerzo. Estoy muy agradecido, por supuesto, pero toda la parafernalia que se me ha montado alrededor me ha puesto muy nervioso. Pero estoy muy contento y satisfecho. Me da la impresión de que esto es mucho más importante de lo que pienso.

inventor-01

¿Considera que España es un país rico en inventores e ideas?

Creo que sí. España es un país en el que los ingenieros tienen grandes ideas y prueba de ello es que se está exportando mucho en el terreno industrial. Creo que lo que más falla en España es el estímulo de la sociedad a la gente innovadora y a los que quieren hacer cosas nuevas. Siempre pensamos que las ideas ya están hechas o que no tienen sentido y al final es una pena que se frene el estímulo de la gente.

Pero llegó la crisis. ¿Se puede innovar sin dinero?

Creo que la mejor forma de innovar es sin dinero. Teniendo sólo dinero al final sólo se compran las ideas que tienen otros. La crisis puede venir hasta bien para dejar las cosas en su sitio. La innovación no tiene por qué ser cara aunque tiene que ser rentable. Culpar a los presupuestos para no innovar es sólo un pretexto. Hemos pasado crisis mucho peores que ésta en los años ochenta y todavía hay equipos de entonces que siguen funcionando y que fueron fabricados con pocos recursos.

¿Qué le aconsejaría a los jóvenes talentos que se están marchando de España?

Tengo claro que les diría que salgan fuera a aprender y vuelvan enseguida. Estuve en Alemania trabajando un año y me sirvió de muchísimo. Les diría que salgan fuera, un año, dos, y vuelvan con las ideas muy claras de lo que hay fuera y de cómo hay que trabajar para superar a los de fuera. Si se quedan sólo en España nunca van a saber qué hay que hacer para ser mejores que los de fuera. Ese es el asunto. En cualquier campo es necesaria la figura de la superación y es necesario conocer lo que hay fuera para poder superarlo.

¿Cree que se está educando bien en cuanto a tecnologías en el sistema educativo español?

Hemos formado una asociación sin ánimo de lucro que se llama Foro de Empresas Innovadoras y cuyo objetivo es impulsar la cultura innovadora en el tejido empresarial, en la universidad y en las administraciones públicas. Queremos servir de plataforma de cooperación entre la universidad y la empresa en los campos de la investigación, el desarrollo y la innovación. Hemos hablado muchas veces de la relación que deben mantener las universidades y las empresas.

Creo que hoy la universidad sigue mirándose mucho el ombligo, son como una España en lo pequeño. Todos nos sentimos muy mal porque nuestros ingenieros se marchan fuera, pero no nos damos cuenta de que la universidad tiene que ser una España a lo abierto. No pasa nada porque se vayan las ideas, ya volverán. Lo que hay que hacer es preparar la universidad para que la gente pueda entrar y salir y educar para la empresa. Si tú educas con la empresa en mente, los estudiantes saldrán preparados para integrarse en esas empresas. Cuanto más contacto tengan con la empresa, mejor van a ir las cosas. En ese aspecto sí que creo que hay un déficit entre la universidad y la empresa.

inventor-04

Con los recortes que se están aplicando en educación, ¿está ahora preparada la universidad para formar a buenos ingenieros?

Si se aplica correctamente el ‘Plan de Bolonia’ creo que puede funcionar muy bien. Sobre todo si se sigue la idea de que la universidad tenga más contacto con la empresa. No pasa nada porque la universidad se contamine un poco de las empresas. Aquí sí que creo que hay mucho por mejorar.

Su patente consiste en la optimización para el guiado en la rodadura de trenes. ¿Podría definirnos su invento? ¿Para qué sirve? ¿Qué problemas resuelve?

En pocas palabras, aunque parezca una obviedad, en un tren la rueda gira sobre el carril. El perfil de la rueda que va por el carril tiene unas zonas que son planas y otras inclinadas para que tienda a centrarse en el carril. Cuando la rueda va por las zonas planas va muy estable, al igual que cuando nosotros vamos andando por una zona plana y te sientes seguro y estable. Pero si pisas en el bordillo de la acera ya no te sientes tan seguro y tiendes a la inestabilidad. Esto también ocurre en la rodadura de los trenes y genera vibraciones. Estuve mucho tiempo dándole vueltas a una solución.

El inconveniente era que yo no podía saber cómo pisaba la rueda en el carril. Cuando la tecnología lo ha permitido, gracias a los sistemas informáticos de control de precisión de giro de la rueda, ya se puede saber por dónde pisa la rueda y se puede corregir. Si pisa a un borde de la pestaña se la guía un poco para que se vaya al centro y si pisa en el otro lado también se la redirige al centro. Pero el invento no es el mecanismo automático de guiado, sino el sistema para saber por dónde va la rueda en el carril. Eso es lo que tiene importancia en la patente.

¿Qué ventajas aporta para los viajeros?

El principal aporte es la calidad de la marcha. Ponía el ejemplo de que si pisas mal en la acera te quedas inestable. Además, si llevas a alguien a cuestas éste también se sentirá inestable. Pero si pisas en la zona plana, el que va encima se siente más seguro. Eso mismo, pasado a la rodadura de los trenes, supone que cuando va por la zona correcta los viajeros perciben mucha más seguridad y mejor confort, gracias a la disminución en las vibraciones.

inventor-02

¿Se considera un inventor? ¿Cuántas patentes tiene registradas?

Tengo 21 patentes registradas. La mayoría están funcionando y otras lo harán en un futuro en cuanto la tecnología haya avanzado. Por ejemplo, puede haber interés en el futuro de introducir tracción en la rodadura de los trenes, entonces hay varios sistemas patentados para hacer esto. Así disponemos de esa reserva para cuando se quiera hacer.

¿Cuáles son los obstáculos a los que se enfrentan los inventores en España?

Recibo muchas cartas por parte de inventores españoles proponiendo ideas y ofreciendo sus patentes. Es muy importante que tengan conciencia de la necesidad del momento y que conozcan lo que ya está hecho. Cuando estaba en activo como director de tecnología de Talgo, con un centenar de ingenieros a mi cargo, siempre se nos acusaba de que en los ferrocarriles somos un poco reacios a las innovaciones. Y siempre respondía que cuando vinieran con una idea nueva tenían que saber cómo estaba lo anterior y cómo está la competencia. Sin eso, ninguna idea nueva vale para nada. Inventar lo que ya está inventado es el mayor gasto que se puede tener. El invento siempre debe ir acompañado con el estado de la tecnología del momento. Viendo el estado de lo que tenemos alrededor, la idea que se presente tiene mucha más fuerza y muchas más garantías de salir adelante.

¿Cree que la visión que se tiene de los inventores sigue siendo estereotipada?

Antes se decía algo así como "inventor, hombre pobre". El inventor es un hombre de ideas, pero la gestión del producto nunca la suele llevar bien; eso es verdad. Creo que los tópicos ya han desaparecido. En España, la gente que tiene ideas las plantea con toda rigurosidad y pensando en que su invento supone un beneficio para la mejora de la calidad de vida.

¿Cree que es importante que los inventores estén asociados?

Viene muy bien estar asociado, principalmente porque así es como mejor se intercambian conocimientos y se tiene una visión más concreta del estado de la tecnología. Así, el que inventa tendría el soporte de saber qué hay a su alrededor y tiene más pistas de hacia dónde dirigirse. Cada uno por su lado es muy difícil conseguir sacar las cosas adelante. Habrá excepciones, pero es mucho más difícil.

inventor-03

En España se está apostando por la alta velocidad, aunque resulta aún cara y tiene poca demanda, pero sin embargo se están cerrando líneas tradicionales. ¿Qué panorama ferroviario se dibuja para nuestro país?

Primero hay que superar la crisis, eso es innegable. El ferrocarril es una ventaja. Todos los países que han apostado por el ferrocarril son países con un nivel social más alto. Estoy mucho más satisfecho de que se promocione el ferrocarril, que otros medios de transporte. En cuanto al precio de la alta velocidad, en el terreno de los transportes cada uno arrima el ascua a su sardina y solamente se hacen las cuentas de lo que interesa. Si ahora mismo hiciéramos las cuentas de los muertos que nos ahorramos comparando cualquier recorrido por carretera o por ferrocarril veríamos que las cifras serían más que evidentes. Las cuentas en el transporte hay que hacerlas teniendo en cuenta muchos factores y no sólo las tarifas de los trayectos.