¡Eureka!

La colonización española de Marte

marte

Por Eduardo Ortega

El mediático proyecto holandés Mars One realiza cástings para seleccionar a los futuros colonos de Marte. La NASA abre una votación para seleccionar el traje de las personas que lo habitarán en un futuro y ofrece hasta tres alternativas que sólo se diferencian por su apariencia. España también tiene algo que decir en la cercana o lejana conquista del planeta rojo. El ingeniero gaditano Francisco Ruiz está al frente de uno de los proyectos que se encarga de diseñar los módulos y casas que se instalarán en Marte.

Se trata de una más de las investigaciones de la empresa francesa Separex, en la cual Ruiz ejerce como jefe de investigación del aerogel, un material con muchas aplicaciones debido a su composición. Se trata de unos materiales nanoestructurados en base de sílice compuestos de un 95% de aire, lo que les confiere una muy baja densidad y la menor conductividad térmica para un sólido. Esto hace de él "el mejor material aislante que existe", afirma el ingeniero gaditano. De hecho, basado en este aerogel, el investigador y arquitecto Luis Alberto Alonso ha desarrollado un sistema de fachada transparente que con 3,5 cm aísla, térmicamente, lo mismo que un muro de 30 cm. Se llama F2TE3 y lo presentó en Eureka hace unas semanas.

Las inhóspitas temperaturas (entre -153 ºC y 20 ºC) de Marte obligarán a una importante protección por parte de los futuros habitantes. Y la preocupación con respecto al clima no es sólo para estas personas que se desplacen, sino también para todo tipo de instalaciones y transportes. Es por ello que Francisco trabaja con la Agencia Espacial Europea (ESA) en el aislamiento de los habitáculos que se instalarán en el planeta rojo. "En vacío, el aerogel es incluso mucho mejor. Es poroso, es decir, puedes hacer que el aire transpire por el material. Y, además, es inerte; como es silica, no reacciona", explica.

No es, sin embargo, el único proyecto europeo espacial en el que Francisco está involucrado. Uno de los másaerogel importantes es AerSus, en el que el gaditano se ocupa de el aislamiento de los sitemas electrónicos de los satélites. "El aerogel aisla lo mismo en frío que en calor, puedes usarlo de igual manera en tanques criogénicos que en tanques de ebullición. Como la temperatura que hay en el espacio es muy baja, este material sirve para proteger al satélite de las bajas temperaturas", comenta.

"El material que se utiliza en el espacio tiene que tener muy baja densidad debido al peso. Además, tiene que transpirar y ser una estructura abierta, porosa, para que el aire que haya dentro salga fácilmente sin destruir nada. El aerogel, al ser un sólido, puedes poner peso sobre él. Y su conductividad térmica en vacío es muy parecida al material que se usa en la actualidad", agrega Francisco, que emigró a Alemania hace cinco años tras haber participado en un grupo de investigación sobre fluidos supercríticos de la Universidad de Cádiz.

Es por ello por lo que Separex contactó con él. Allí ha logrado reducir el proceso de elaboración del aerogel de una semana a apenas unas horas, con una fórmula "confidencial". "Es un proceso que utiliza dióxido de carbono supercrítico. Lo que hacemos es optimizar una parte; el resto es un proceso nuevo que hemos desarrollado aquí", dice. Su trabajo ha logrado reducir los altos costes de este material "en un 60 o 70%".

En Francia, disfruta de una libertad y unos medios que nunca soñó tener en España. "Aquí hay mucha libertad y se da mucho dinero a la investigación, que no se dan en España. Eso hace que se desarrollen muchísimas cosas, que en España también podrían hacerse y no se hacen. Cuando yo vine a Francia, me dijeron: 'Tienes los equipos, tienes este dinero, haz lo que quieras'. Y esa libertad sólo para investigar no la hay en España".