Bocacalle

Tres años después de la masacre de Gaza

El periodista gijonés Alberto Arce, que aparece en alguna de las imágenes de este estremecedor documental filmado durante la Operación Plomo Fundido llevada a cabo contra la franja de Gaza por el estado de Israel hace tres años, nos recuerda hoy (Día de los Inocentes) en una breve nota a través de Facebook que aquella masacre sigue presente en su memoria, como no podía ser menos en quien no pudo ser neutral ante la misma por haberla vivido. El balance final de víctimas mortales se cifró en 1.400 palestinos, de los que 300 eran niños.

En compañía de su amigo y colega italiano, Vittorio Arrigoni, que después de dejar constancia de aquellos hechos en sus puntuales crónicas para el diario Il Manifesto sería extrañamente asesinado por un supuesto grupo salafista, Arce y cinco personas más vivieron in situ y desde una ambulancia aquella invasión terrorista, de la que dejaron constancia a través de su reportaje.

No conozco otro documento gráfico que pueda superar el testimonio dramático y fidedigno del que aquí se ofrece, y es además improbable que pueda encontrarse alguno similar, pues ya se sabe que Israel impidió toda información sobre la invasión a los periodistas extranjeros, que no pudieron acceder al territorio arrasado.

Durante esas tres semanas, en las que nuestra civilizada, culta y próspera Europa celebraba las tradicionales fiestas navideñas y se mostraba una vez más inoperante e indiferente ante tanta atrocidad, Arce -según sus propias palabras- dejó para siempre de pensar que los líderes del estado de Israel tuvieran tan sólo un resquicio de la humanidad que sobrevivió a los campos nazis.

"Qué pena de memoria malgastada por los generales sionistas y sus políticos fascistas -concluye Alberto-. Con Vittorio, que se quedó allí para siempre, con la gente de Gaza". ¡Viva su memoria!

+@El manifiesto humano de Vittorio Arrigoni.