Opinion · Otra economía

Cinco apuntes breves sobre la recuperación de la actividad económica

Fernando Luengo
Profesor de Economía Aplicada en la Universidad Complutense y miembro del Círculo 3E (Energía, Ecología y Energía) de Podemos y de la asociación econoNuestra

1. En términos de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de la economía española, Eurostat prevé un aumento para 2014 cercano al 1,2% (otras fuentes lo sitúan ligeramente por encima). Al concluir este año, el nivel de PIB de nuestra economía todavía sería un 5% inferior al de 2007. Como se puede ver en el gráfico, la brecha con Alemania no ha dejado de aumentar

graf1

2. Es importante analizar la evolución de la industria manufacturera, por dos razones: a) la debilidad de nuestro tejido industrial ha estado en el origen de la crisis, y b) las políticas aplicadas en estos años lo han debilitado, lo que ha intensificado el gap que separa a nuestra economía con respecto a los países del norte, tomando a Alemania como referencia. Hay que tener en cuenta que para la industria manufacturera los datos no son tan recientes como los del PIB, pero resultan reveladores de lo que acabo de comentar. Tanto en 2012 como en 2013, último año para el que Eurostat ofrece información, el producto manufacturero ha retrocedido. El nivel productivo en 2013 era un 12% inferior al de 2007 (comparar con lo apuntado antes sobre el PIB). Alemania, economía que está muy lejos de haber consolidado la recuperación, ya ha recuperado su nivel de precrisis.

 

graf2

Destacar asimismo que el peso de la industria manufactura en nuestra economía se mantiene muy lejos de los países de referencia (desindustrialización enquistada, con consecuencias muy importantes para nuestra balanza comercial)

 

graf7

3. Detrás de las grandes cifras -que ponen de manifiesto tanto la gestión desastrosa realizada por el gobierno español (y por la troika comunitaria)- encontramos carencias estructurales que, normalmente, se omiten. El tema da para mucho. Una de las dimensiones que podrían ser tenidas en cuenta hace referencia al contenido tecnológico del output manufacturero (los datos que entrega Eurostat no son recientes, pero, pese a todo, son ilustrativos de un evidente rezago de la economía española).

 

graf5

Una nota adicional en relación a la inversión. España ha experimentado un desplome enorme (aunque es cierto que la actividad inversora estaba muy vinculada al negocio inmobiliario).

 

graf6

En 2014 la formación bruta de capital fijo en equipo, medida en términos reales, todavía será un 16% inferior al nivel de 2007; en otros países comunitarios esta ratio también ha retrocedido, pero las consecuencias serán mucho peores para las economías que, como la española, tienen un tejido productivo más débil.