Un poco de ciencia, por favor

Reseña del libro “Energía Solar. De la utopía a la Esperanza”

Helena Castán Lanaspa
Catedrática de Electrónica. Universidad de Valladolid

Portada del libro "Energía Solar. De la utopía a la esperanza" (Guillermo Escolar Editor, Madrid, octubre 2020) ISBN: 978-8418093180

 

Librerías y sitios web donde se puede adquirir el libro:

En la propia Editorial;  en Amazon;  en FNAC;  en La Casa del Libro;  en Librería Antonio Machado;   en El Corte Inglés

En los últimos años ha irrumpido con fuerza el género denominado de divulgación científica, que está añadiendo numerosos volúmenes al elenco de ensayos y novelas, y aporta con singular estilo interesantísimos textos que nutren las conversaciones tanto de los expertos como de los no iniciados. Porque éste es precisamente su secreto: si bien la etimología de este concepto remite a la extensión del conocimiento desde una élite iniciada hasta el pueblo llano, el vulgo en su expresión latina, lo cierto es que los buenos libros de divulgación científica cautivan a los estudiosos de su ámbito a la vez que alcanzan a un público aparentemente ajeno. De este modo la ciencia se erige en invitada de debates y discusiones en familias y grupos de amigos, lo que sin duda la realimenta y la potencia. En este contexto, y con el sugerente título de: "Energia solar. De la utopía a la esperanza" llega el nuevo libro de Ignacio Mártil, catedrático de Electrónica en la Universidad Complutense. La divulgación científica es una de las grandes pasiones de este investigador apasionado, como lo son también los temas que ha elegido para sus dos primeros libros. Si en el primero ("Microelectrónica: La historia de la mayor revolución silenciosa del siglo XX", Ediciones Complutense, 2018) transmitió la relevancia del descubrimiento del transistor y de los circuitos integrados para la construcción del mundo en que vivimos, en el que actualmente nos ocupa analiza con amplitud de miras y enorme rigor la situación y posibilidades de la energía solar. Como físico interesado por los grandes retos de nuestro tiempo, muy tempranamente el profesor Mártil identificó la importancia de la utilización de los recursos energéticos, su incidencia en la supervivencia del planeta, y en la propia calidad de la vida humana. A este asunto ha dedicado años de estudio y reflexión que se plasman en un libro cuyo subtítulo sacude nuestra conciencia social.

A través de un exhaustivo y muy documentado recorrido que arranca con precisión estableciendo la encrucijada en la que nos sitúa la evidencia del cambio climático, describe la ciencia básica, la tecnología y las aplicaciones de los dispositivos fotovoltaicos, con una atención especial a las células solares, a las que dedica un capítulo específico. A través de las páginas se va desplegando para el lector una estructura sutil de caminos y puentes sobre territorios intransitados por los que le resulta natural avanzar. Se trata sin duda de su personalísima arma secreta que como profesor profundamente vocacional ha ido puliendo a lo largo de los años para atrapar a los estudiantes. Conceptos rompedores, comparaciones llamativas, datos numéricos asombrosos se entrelazan con una profusión de gráficas y figuras que logran visualizar lo más abstracto y evidenciar el peso de los números. Desde las alas de la Estación Espacial Internacional tachonadas de espejos, hasta las imágenes obtenidas por microscopía electrónica de la sucesión de capas de material que constituyen una célula solar basada en perovskita, se van presentando los formidables desafíos tecnológicos y sus implicaciones económicas y geopolíticas. El autor es un científico experimental que cree en la capacidad transformadora de la ciencia y conoce su poder sobrecogedor, por ello ha completado el libro con cuatro apéndices que sin duda ningún lector se saltará, pues penetran en aspectos esenciales para responder a los interrogantes que se van generando durante la lectura.

Pero es en la Introducción y en el último capítulo, que acaban convergiendo, donde encontramos las apreciaciones más personales del autor que explican ese tránsito de la utopía a la esperanza al que se alude en el título. De este modo, al finalizar la lectura, el libro se pliega sobre sí mismo y exhibe ante el lector un último mensaje de trascendencia para el ser humano, al que sin duda todos somos más sensibles desde que nuestra vida está azotada por la pandemia del coronavirus: de las decisiones que se tomen en los próximos años en cuanto a la utilización de las fuentes de energía, depende el futuro del planeta.