Una mirada a un mundo en crisis

Gaza 2020: Rompiendo el cerco

Un grupo de activistas internacionales, entre las que se encuentra una parlamentaria finlandesa, arrestadas por intentar cortar la cerca de Gaza en protesta por el asedio israelí.

Una delegación internacional de activistas fue arrestada este pasado lunes por la policía israelí al intentar cruzar a través de la valla de la barrera de Gaza y romper el cerco.

El grupo, Gaza 2020 Breaking the Siege, que incluye a la política finlandesa Anna Kontula, exigen a la comunidad internacional que ponga fin a su silencio sobre la crisis humanitaria en Gaza, que es resultado directo del bloqueo desde hace 13 años por parte de Israel.

Anna Kontula en la puerta de la estación de policía de Ofakim momentos después de ser liberada.
Anna Kontula en la puerta de la estación de policía de Ofakim momentos después de ser liberada.

"Estoy participando en la acción porque la situación en Gaza es horrible y necesita la atención del mundo... Gaza es como una prisión, excepto que en mi país los prisioneros tienen más comida y mejor atención médica. Y por supuesto, pueden salir algún día… ".

Kontula, socióloga y miembro del Parlamento finlandés desde 2011, junto con activistas británicos, austriacos y daneses fueron arrestados cerca de la valla de Gaza a las 7:00h. Estuvieron detenidos y fueron interrogados durante más de diez horas en la estación de policía de Ofakim, en el sur de la Palestina histórica ocupada. Los oficiales informaron a los activistas que los servicios secretos habían sido conscientes de la acción debido a que sus teléfonos habían sido pinchados y monitorizados.

Posteriormente fueron liberados alrededor de las 19:40h y se les prohibió ingresar de nuevo en dicha zona. Otros dos activistas también fueron arrestados el jueves 9 de enero en la barrera de Gaza. Los dos fueron llevados a la prisión de Ofakim y retenidos durante toda la noche. Fueron liberados a la mañana siguiente pero la policía se negó a devolverles sus teléfonos y pasaportes, procedimiento que por cierto es totalmente ilegal.

Parte de la valla fronteriza por dónde el grupo de activistas planeaba cruzar al territorio de Gaza.
Parte de la valla fronteriza por dónde el grupo de activistas planeaba cruzar al territorio de Gaza.

En ambos casos, los activistas tenían la intención de cortar la valla fronteriza fortificada y entrar en Gaza en una acción contundente pero simbólica para exigir el fin inmediato del bloqueo israelí que tiene cercado el territorio de Gaza por tierra, mar y aire desde  2007 y que continúa a día de hoy. Este intento sin precedentes del grupo Gaza2020: Breaking the Siege es parte de un movimiento internacional que trabaja para romper el asedio de la Franja. La acción se produjo en el 16º aniversario de la muerte del activista británico Tom Hurndall, nueve meses después de que los francotiradores israelíes le dispararon en la cabeza en 2003.

En solo 13 años, Gaza se ha vuelto prácticamente inhabitable como resultado del bloqueo, con sus cerca de dos millones de habitantes que sufren de escasez crónica de alimentos, agua y suministros médicos, suministros de energía racionados, acceso limitado a la atención médica, aumento de la desertificación, severa contaminación del agua y el aire, sobrepoblación y constantes ataques aéreos israelíes y incursiones militares.

La destrucción de Gaza era completamente previsible. La ONU predijo en 2012 que la Franja se volvería inhabitable para 2020. Y el cerco del asedio continúa. El gobierno israelí sigue, más que nunca, aislando Gaza. Cuando se complete, el nuevo muro tendrá 6 metros de altura, un metro de ancho y una profundidad no revelada, con un coste de más de 1 billón de dólares. A medida que Netanyahu construye más muros, su aliado más cercano aplaude desde la Casa Blanca. Trump ha declarado previamente su intención de utilizar la barrera de Gaza de Israel como modelo a seguir para su infame muro de México.

"El paralizante asedio israelí ha destrozado todas las esferas de la vida. Es por esto que esta acción es tan importante ya que la comunidad internacional nos ha fallado al no hacer absolutamente nada y la situación en Gaza no puede seguir así ni un minuto más…" nos comenta un activista y académico de Gaza (de forma anónima por motivos de seguridad).

Desde el 30 de marzo de 2018, miles de manifestantes se han reunido semanalmente en la barrera israelí que separa Gaza de las tierras históricas ocupadas por Israel desde 1948. Los manifestantes de la Gran Marcha del Retorno exigen tanto el fin del asedio israelí como el derecho al retorno de los refugiados expulsados de sus hogares por las fuerzas de ocupación israelíes en 1948 y 1967. Las fuerzas israelíes han matado a 215 participantes en estas protestas, incluidos 47 niños.

Una de las marchas del retorno celebradas semanalmente en frente de la barrera de Gaza.
Una de las marchas del retorno celebradas semanalmente en frente de la barrera de Gaza.

El grupo Gaza2020: Breaking the Siege declaró:

"Cuando caen camaradas en el camino de la libertad, levantamos la antorcha y continuamos su trabajo de solidaridad. La acción del lunes fue el primer intento de romper el asedio en solidaridad con el pueblo de Gaza. Queremos que los habitantes de Gaza sepan que no nos rendiremos, que seguiremos oponiéndonos a este asedio ilegal y bárbaro de personas inocentes".

Con el intento de romper el cerco, el grupo de activistas quiere pedir a la comunidad internacional que ponga fin a su silencio y tome medidas de inmediato para restablecer los derechos de los habitantes de Gaza, incluidos, entre otros, la libertad de movimiento, la libertad de comercio, la apertura de las fronteras, el acceso a sus tierras, recursos nacionales, agua, electricidad y atención médica, el derecho a la autodeterminación y el derecho al retorno de los refugiados expulsados ​​por la fuerza de sus hogares en 1948 y 1967. También piden a la población de todo el mundo que actúen para apoyar a la gente de Gaza y presionar a Israel para que cumpla con el derecho internacional a través de sus representantes y gobiernos locales y nacionales. Por último, instan a los ciudadanos y empresas responsables y con conciencia alrededor del mundo a unirse a la campaña BDS que insta a boicotear a Israel, eliminar las inversiones en el país e imponer sanciones contra él hasta que cumpla con el derecho internacional.