Opinion · Jaulas Vacías

Una imagen vale más que mil palabras

animaladas

El pasado jueves acudí a un debate en Canal+ Toros. La cosa prometía ser equilibrada, tres contra una servidora. Un choque de civilizaciones en toda regla, hablando distintos idiomas. Imposible entendimiento.

Como una imagen vale más que mil palabras,  os invito a a ver este vídeo, que habla por sí solo antes de seguir leyendo. Quien tenga oídos que oiga:

A Miguel Angel Moncholi, mi contertulio en el debate, le reto a que muestre la fiesta en toda su dimensión, a que no escondan en sus emisiones el primer plano de lo que le sucede al toro durante la lidia, tal y como documenta este vídeo.

Quien permanece impasible ante el chorretón de sangre brotando por la nariz del toro, la oreja cortada mientras el animal sigue consciente, el ‘mete saca’ de la puntilla una y otra vez tratando de seccionar la médula, no será convencido por mis palabras.

Para los que os véis afectados por el terrible martirio y la lenta y agónica muerte de miles de animales todos los años, estaréis de acuerdo en que debemos considerar que el sufrimiento que se causa a los toros durante la lidia es negativo y ha de ser evitado,  que se debe trabajar para asegurar su bienestar con medidas legales.

Afortunadamente el futuro corresponde a quienes defendemos a los animales. Las corridas de toros están cayendo en picado. El propio Ministerio de Cultura estima el descenso de los festejos taurinos en un 40% en el periodo entre 2003 y 2013, algo que tiene que ver con el desinterés generalizado por esta práctica anacrónica y con el aumento de la sensibilidad de los ciudadanos hacia el maltrato animal.

El día que nuestro país finiquite esta lacra para el avance de la ética, lo celebraremos como un gran paso en la historia de nuestra sociedad.