Sombreros de colores

Mirar al futuro

¿Está la atención primaria, tal como afirman algunos expertos, más ignorada que nunca? Algunas de las medidas puestas en marcha por el Ministerio de Sanidad y diversas Consejerías de Salud no acaban de tener efecto.

  1. La estrategia que se definió como APXXI no se llegó a desarrollar nunca
  2. Los presupuestos en Atención primaria siguen sin crecer
  3. Aumenta la financiación hospitalaria
  4. Las unidades de investigación en Atención Primaria brillan por su ausencia
  5. Los fundamentos dela Atención primaria (AP)  se diluyen en áreas integradas gestionadas por los hospitales
  6. Cada médico de familia sigue viendo cada día un número de pacientes inconcebible para un colega de otro país

Les dan 5 minutos por paciente (en lo que el paciente entra, se le saluda, se la da la mano, se sienta y cuenta lo que le pasa, ya se han ido 4; y todavía queda explorarle, decidir el diagnóstico, poner el tratamiento, darle las recetas, a lo mejor la baja, a lo mejor pedirle alguna prueba, revisar sus problemas pasados, revisar la medicación que toma...), unas listas de hasta 50 y 60 pacientes diarios, les tienen sometidos a múltiples tareas burocráticas, tienen que realizar las visitas a domicilio y las urgencias que se presenten...

 Incluso hay autores que opinan que en nuestro país la atención primaria se ha convertido en "el patio trasero de la casa sanitaria, abandonado desde hace años, donde crece la maleza del desprestigio y la desmotivación", con propuestas a veces un tanto discutible como las del Informe Bernat Soria que plantea que "necesitamos un modelo que contemple la eliminación de los niveles asistenciales y la potenciación del médico de cabecera o familia..., integrando la medicina preventiva y predictiva". Todo para la primaria, pero sin la primaria, decía el gerente de mediado. Creemos que estamos en un período de cierta indefinición, quizás, con una prevención no priorizada y  unos pacientes crónicos estabilizados que precisan en realidad de pocos cuidados

 Ante esto y lo comentado en el anterior post , nosotros creemos que:

 1. La Atención Primariaen España debería mirar al futuro, y resolver los problemas que ha dejado/creado la reforma de 1984. Para ello, hay que innovar con:

  •  experiencias evaluadas de empresarializar los equipos de salud,
  • mejoras el trabajo entre niveles asistenciales y los servicios sociales (con éstos, crear centros únicos: estamos en un momento favorable para transformar los servicios sanitarios y sociales en la atención a la dependencia y a los problemas de salud mental hacia una mayor integración),
  • cambiar y renovar algunos perfiles profesionales
  • ampliar la capacidad de decisión del paciente y
  • potenciar el papel de cooperación y trabajo conjunto con Salud Pública/Salud Comunitaria.
  • Todo ello debería conducir a unos profesionales más "personales", autónomos, polivalentes, científicos y humanos.

 2. Y junto a ello, inmersa en un sistema integral e integrado con la salud como derecho de la ciudadanía. El ciudadano tiene que saber los niveles de calidad y seguridad clínica del centro que ha escogido, gracias a sistemas de certificación que de voluntarios pasen progresivamente a ser obligatorios, con modelo de Equipo de AP al 100% de la población del Estado, reforzando sus características más esenciales, como integralidad de la atención al individuo, familia y comunidad con actuaciones de promoción, prevención, cura, cuidado y recuperación, sistemas de garantía de calidad y protocolización de actuaciones para patologías prevalentes, según acuerdos y consensos científicos, mejoras del sistema básico de registro y documentación con la informatización y conexión con Internet y la coordinación con el resto de servicios sociosanitarios.

 3. Recursos apropiados y suficientes en personal, equipamiento y medios,  adecuada financiación, por incremento de la población protegida. Entre 1982 y 1991, la población a atender pasó de32 a39 millones y sin embargo el presupuesto para AP bajó del 40,7 % del gasto sanitario hasta el 32,8% . En algunas áreas de salud la demanda de asistencia creció el 27% entre 1994 y1999, pero el número de profesionales no se ha ajustado a esas necesidades. No es extraño, por lo tanto, que

 4. España sea el país europeo en el que el médico de AP visita más pacientes por semana, superior en un 40% a la media europea, y el país en el que los médicos de AP menos tiempo dedican a sus pacientes por visita, 5 minutos de media.

 5, Flexibilidad organizativa

 6. Información para la acción. Las necesidades en salud deben evaluarse periódicamente, y ajustar los recursos para su correcta atención mediante los denominados Planes Integrales de Salud, contemplando todos los recursos públicos.

 7. Mejorar la calidad resolutiva de la AP. Si la AP dispusiera libremente de acceso a determinadas pruebas diagnósticas, sería más resolutiva y disminuirían las derivaciones. Hay procedimientos que deberían ser utilizados por los médicos de primaria (ECO, RM, TAC, endoscopias).

 8. Disminuir las cargas burocráticas Las actividades de tipo burocrático representa en torno al 40% de los contactos conla AP, condicionado por el sistema de receta actual, la petición de volantes de interconsulta para revisiones o la renovación de documentos de baja laboral y otros formularios impresos. Con el actual grado de desarrollo tecnológico es inadmisible que siga no esté generalizada la receta electrónica (existe un grupo profesional en facebook sobre receta electrónica).

9. Liderazgo en los puestos directivos y unidad en la respuesta profesional. Otro aspecto a considerar es la presencia de varias sociedades científicas en AP, con frecuencia enfrentadas por cuestiones corporativas.

 10. Promoción profesional Se hace necesario el desarrollo de una carrera profesional que armonice la antigüedad en el empleo, los méritos profesionales adquiridos y el trabajo realizado.

 11. Favorecer la investigación

12. Participación profesional y de la comunidad a todos los niveles

Todo un futuro por delante, pero con necesidad de ambición, innovción y cambio lleno de ideas que permitan un posicionamiento que rompa con la actual situación de la atención primaria en España