Sombreros de colores

Los recortes sociales amenazan la paz social

Nuestro amigo @geniscarrasco escribía en su blog El Paciente Inteligente, una interesante reflexión sobre la solvencia del sistema nacional de salud y las desigualdades sociales y en el analizaba aspectos interesantes sobre las desigualdades como primera consecuencia de la crisis.
Uno de los aspectos que trata es el de ¿Los recortes sociales amenazan la paz social?.
Plantea que la estructura pública de las redes se está adelgazando peligrosamente y se prevé que lo haga más.
Entre los servicios en peligro se encuentran:
  1. los socio-educativos de apoyo
  2. los de prevención de drogas
  3. las redes de atención a drogadictos
  4. los de educadores sociales y de calle
  5. los de cuidados de ancianos y discapacitados
  6. los agentes de igualdad
  7. los mediadores y animadores socio-culturales y
  8. los programas preventivos y de promoción de la salud.
  9. A lo que se suman los recortes en el propio sistema público sanitario.
Si se debilitan más las redes sociales formales, las redes informales, como la familia, se sobrecargarán aún más y serán incapaces de frenar el golpe.
No es posible aventurar que ocurrirá en nuestra sociedad si los ciudadanos cada vez son más pobres y tiene peor acceso a los servicios públicos como la sanidad o la educación.
Este escenario es tan terrorífico que debemos esforzarnos por luchar contra todas estas barbaridades y no conformarnos cuando parece que nos gobiernan contables y no políticos legitimados por los votos de los ciudadanos.

El Sistema Nacional de Salud necesita a las redes sociales para garantizar su sostenibilidad y solvencia

Hasta ahora el esfuerzo de profesionales y ciudadanos ha conseguido mantener la sostenibilidad (capacidad de mantener el sistema tal como es) demostrando una robusta solvencia (de respuesta a las necesidades en un contexto de restricciones presupuestarias). Pero este estado de cosas no podrá mantenerse si el apoyo público a las redes sociales se debilita aún más. Nos acercamos peligrosamente a una gran brecha social y económica entre ricos y pobres cuyos efectos serían catastróficos.