Sombreros de colores

¿Por qué antes lo público era sinónimo de calidad y ahora quieren que represente lo contrario?

Leyendo a Rodrigo Gutiérrez @Rogufe en su Regimen Sanitatis 2.0, uno puede aprender muchas cosas sobre la sanidad española. Gracias a él, me enteré de la existencia de una serie de documentales realizados por la cooperativa de trabajo audiovisual Booooo y financiados mediantecrowdfunding titulado ¿De tod@s para tod@s? , que tratan de examinar la situación de los servicios públicos esenciales en España.
 
El proyecto, según cuenta Rodrigo, nace al conocerse los planes institucionales para privatizar el sector sanitario [en la Comunidad de Madrid] y salir a la luz algunas de las consecuencias directas de estos planes. Paralelamente, políticas favorables a la educación privada se implementan en el sistema educativo de algunas comunidades autónomas y, por más que se busque, no se encuentra información que permita al ciudadano discernir las ventajas e inconvenientes de ninguna de éstas políticas. A partir de aquí, un grupo de gente decide que ha llegado el momento de pasar a la acción y promover la puesta en marcha de un documental que aclare muchos de los conceptos que subyacen detrás de la dicotomía gestión pública / gestión privada de los servicios públicos de carácter más básico. ¿Es esta una tendencia reciente o viene preparándose durante años? ¿Por qué antes lo público era sinónimo de calidad y ahora parece representar todo lo contrario?
logoYOSI

La sanidad pública en España es uno de los servicios públicos esenciales sobre los que mayor consenso [social] parecía haber a lo largo de los últimos 30 años. Nunca se ha planteado un debate [público] serio sobre el modelo. [Hasta hace poco tiempo] Las reformas que se habían aprobado se habían basado en amplias mayorías parlamentarias. Sin embargo, el Real Decreto-ley 16/2012 rompe toda esa tendencia y se revierte, de hecho, la transformación de nuestro sistema sanitario en un Sistema Nacional de Salud, [de carácter universal y financiado a través de impuestos], para volver a la situación anterior, [un sistema de aseguramiento] donde sólo los cotizantes están cubiertos.
Recortes #fotosdesalud
Paralelamente, los recursos sanitarios se han visto recortados por la crisis y desde algunas administraciones [autonómicas] se inician procedimientos para traspasar a manos privadas la gestión de centros sanitarios, en sus aspectos tanto sanitarios como no sanitarios. Todo esto se lleva a cabo sin debate de ningún tipo, y allí donde hay un mínimo debate, con unos argumentos vacíos de contenido y centrados en la estrategia política de las grandes formaciones de nuestro país.
Ante esa situación, Booooo se planteó la necesidad de articular un debate sereno y profundo sobre la naturaleza de los problemas que afectan a nuestra Sanidad Pública y sobre sus posibles soluciones. Para ello, han contado con profesionales del sector, economistas, sociólogos y expertos de prestigio entre los que se cuentan como entrevistados Justo García de Yébenes, Juan José Rodríguez Sendín, Fátima Brañas, José Manuel Freire, Marciano Sánchez Bayle, Pedro González, Rosa María Urbanos, David Verdegay o Javier Padilla, entre otros.
El [excelente] documental no busca ofrecer soluciones mágicas ni respuestas para todo. Sólo pone sobre la mesa un debate que responda a algunas de las preguntas que subyacen bajo las reformas de nuestra sanidad:
  1. ¿Es tan caro nuestro sistema de salud como dicen?
  2. ¿Está bien gestionada nuestra sanidad?
  3. ¿Qué sucede cuando se privatiza la gestión de los recursos sanitarios?
  4. ¿Existen evidencias respecto a los efectos del ánimo de lucro sobre el trato a los pacientes?
Como dice @Rogufe, una gran iniciativa en la página de ¿De tod@s para tod@s?
En suma, como apuntan Fernando Ignacio Sánchez Martínez y José María Abellán, la pretendida superioridad de la gestión privada sobre la pública en términos de eficacia y eficiencia está muy lejos de haber sido demostrada empríricamente. Y por tanto, vale la pena leer el informe de CC.OO sobre el Sistema Nacional de Salud que hizo el año pasado donde concluía que:
recortes
Necesitamos un sistema sanitario sostenible.
Esto posiblemente implique:
  1. la revisión de sus criterios de financiación;
  2. la mejora de los sistemas de compras con procesos centralizados que faciliten la consecución de precios razonables;
  3. la promoción de medidas de uso racional de los medicamentos;
  4. la creación de una Agencia de Evaluación similar al NICE británico, que permita actuar con criterios de coste-eficacia tanto para las decisiones de introducción de tecnologías como de desinversión tecnológica;
  5. la promoción de la prevención en salud;
  6. el impulso de la atención primaria;
  7. la coordinación e integración entre los diferentes niveles del sistema;
  8. el fomento de la coordinación interadministrativa,
  9. la mejora de los sistemas de información y de rendición de cuentas.
  10.  la suficiencia del sistema implica una mejor coordinación para la determinación de las carteras de servicios de todas las CCAA,
  11. una adecuada gestión de las listas de espera,
  12. una mayor capacidad de resolución por los profesionales de la atención primaria,
  13. la revisión de los sistemas de financiación pública de las prestaciones y de la participación en ellos a través del copago, protegiendo a los sectores más débiles.
La equidad conlleva la corrección de desigualdades, en parte producidas por el actual sistema de financiación de la sanidad pública, promoviendo la coordinación y
políticas comunes en todo el SNS en desarrollo de la Ley de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud.
Edizzz_La-privatización-de-la-sanidad
Un sistema racional, basado en la información, y con un gran protagonismo de los profesionales, revisando el actual sistema de relación entre especialidades, regulando los
conflictos de interés de profesionales y directos del SNS, profesionalizando la función directiva y de gestión.
A todos estos planteamientos que hace CC.OO, añadiríamos el de cambiar el papel del paciente para pasar de ser el recurso menos utilizado del sistema a un papel activo que ayude a la sostenibilidad del sistema.
recortes