El grito en el suelo

Sexta flota en Rota

Uno que estuvo contra la OTAN
y, sin embargo, naufraga en Rota
malgré las bases americanas,
patidifuso se queda cuando
ve que el gobierno, para ir tirando,
rectificando nos sale rana.

Más destructores en la bahía,
Cádiz celebra por bulerías
los mil quinientos curros precarios.
Andan rimando las chirigotas
con la duquesa cuerpo de jota
recién casada con funcionario.

La primavera mora no espera
ni más caudillos ni otras banderas
ni la paciencia del santo Job.
Nadie cambió tanto nuestras vidas,
ni el quince eme ni el punk ni el sida
para milagros nuestro Steve Jobs.

La incertidumbre es más de lo mismo,
equilibristas contra el abismo
que nos espera al doblar la esquina.
¿A quién seduce el gen de Rajoy?
con Rubalcaba mal que bien voy
ahorrando baba y bilirrubina.

Pero acojona un huevo Salgado
jurando que lo peor ha pasado
cuando amenaza con empeorar
ya nadie canta línea en el bingo
cagando hostias cada domingo
saco mis versos a pasear.

El euro vive en un maleficio
helena dosis del precipicio
sin Partenón ni Aquiles ni speed,
¿quién comprará deuda soberana
con los ajustes de la tirana
Venus germana de Sarkozy?
Parece en Francia que el ex marido
de Ségolène lidera un partido
sobre el cadáver del Strauss Kahn
que derrapó con una mucama
especialista en hacer la cama
de los magnates allons enfants.

Juego con nadie en el mismo equipo
¿por qué será, mamá, que los tipos
interesantes cotizan nada?
Ando flotando como un idiota
que pierde en bolsa dando la nota
y se derrota de madrugada.

Este calor de otoño no es sano,
luna de invierno contra el verano
¿a dónde fueron las estaciones?
Qué raro ver más de cien mentiras
por rockanroles, mambos, guajiras,
como si fueran otras canciones.