La revuelta de las neuronas

¿Te imaginas?

Imagina que un partido que se presenta como regeneracionista de la política española, oculta reiteradamente información sobre sus cuentas a los tribunales de cuentas, siendo incluso acusado de interrogacionfalta de "colaboración" y de "menoscabar la transparencia". Imagina que alardea de tener las cuentas totalmente transparentes, pero la web donde se publican aclara muy poco, y un medio digital percibe errores pidiendo explicaciones al partido. Finalmente, el partido se excusa de sus errores argumentando que el problema se debe a la falta de personal en contabilidad.

Imagina que el Tribunal de Cuentas de una comunidad autónoma detecta irregularidades en sus facturas, porque dos altos cargos cobraron del grupo parlamentario del partido a través de sus empresas. Imagina que ese partido abona de manera irregular los gastos y facturas de la campaña electoral en una comunidad autónoma, pudiendo llegar a incurrir en financiación irregular. Imagina que tras el escándalo de los papeles de Panamá dos cargos del partido aparecen en las listas, uno, diputado autonómico, como director de una compañía de su hermano afincada en Panamá, el otro, coordinador del partido en una Comunidad autónoma, como propietario de dos empresas offshore.

Imagina que ex militantes del partido denuncian al partido ante la Fiscalía anticorrupción por presunta financiación irregular. Imagina que un conocido delincuente y estafador da su apoyo al partido en unas elecciones autonómicas, y el partido le devuelve el apoyo con un "bienvenido sea". Imagina que ese mismo delincuente le recuerda al líder del partido que "lleva 23 años defendiendo lo mismo" que él.

Imagina que ese partido se vanagloria de hacer bien las cuentas pero luego su programa electoral es un fraude, en donde se hacen referencias a gráficos inexistentes y formulas inexactas, datos contradictorios, copia y pega de otros documentos. Imagina que su prototipo de país al que imitar por ser "uno de los países más avanzados del mundo", es denunciado por Amnistía Internacional por autoritarismo político y restricción de las libertades.

Ahora imagina la repercusión, el escándalo y el impacto, sin en lugar de hablar de Ciudadanos, lo estuviéramos haciendo de Podemos.