Es la ciencia, estúpido

La semana pasada se concedió el Premio Nobel de Medicina. Una de las (tres) galardonadas realizó sus más relevantes trabajos junto a la española María Blasco, que se ha quedado sin Nobel quizá por no ser americana, o quizá porque no cabían todos en la foto. No tendrás ni idea de esto, supongo, porque ninguna televisión (ni, ejem, diario) lo ha mencionado. Este dato no aparecía en la nota de EFE, y ni un solo redactor se tomó la molestia de consultar nada. Es raro el despiste, teniendo en cuenta el enorme respeto que nuestra televisión muestra por la ciencia. No hay más que recordar aquel estupendo reportaje que TVE nos ofreció en el aniversario del alunizaje, con Anne Igartiburu dando su astrofísica opinión junto a Concha Velasco.

También la semana pasada, la blogosfera española protestó al unísono contra el recorte en los presupuestos de Ciencia previstos para el próximo año. Más de 1.000 blogs. Mientras, le tele dedicaba el día a belenes esteban, realities varios y los ya míticos superlativos amarillos de Pedro Piqueras. Como contrapartida, La 2 ha tenido a bien colocar a Punset y sus Redes a las 9 de la noche, para que la gente pueda no verlo a un horario decente. Es más fácil cambiar de canal que la mentalidad de todo un país, y también más barato. Pero no más rentable.