Jose A. Pérez

Que se mueran las feas

La nueva ley audiovisual prohibirá los anuncios de productos adelgazantes y de cirugía estética en horario protegido, esto es, de 6:00 a 22:00. Es una enmienda de UPyD modificada por el PSOE que ha entrado en la ley y que, en principio, parece una cosa bastante sensata. La idea es que los niños y (sobre todo, me temo) las niñas no se obsesionen con su cuerpo, que no se conviertan en target precoz de clínicas de adelgazamiento y cirugía estética. Es decir, que no se enteren de cómo funciona esta sociedad nuestra.

El problema, claro, es todo lo demás, lo que está entre un bloque de anuncios y otro, eso que llaman "contenido". De poco sirve regular la tiranía del cuerpo en los anuncios si, de forma más o menos explícita, sigue presente en todas las series y en todos los programas, si se sigue confundiendo éxito con músculos y tetas con paraíso. Pero, claro, tampoco es plan de prohibir la belleza ni de obligar a las productoras a que den papeles chulos a chicas del montón. No es plan, en definitiva, de dar la imagen equivocada a los chiquillos para que crezcan y tengan la errónea sensación de que la belleza está en el interior y que el físico es secundario.

En cualquier caso, la medida es buena. Ahora deberían eliminar los anuncios que fomenten la estupidez. TVE ya lo ha hecho.