Cumbre mundial (alternativa) de politólogos en Madrid

Se reune en Madrid la ciencia política en un momento en donde la crisis pone en cuestión la viabilidad del Estado social y democrático de derecho en el continente. En un momento en donde los dos principales partidos del Reino de España, sede de la reunión, han constitucionalizado la prioridad del pago de la deuda, relegando el gasto social en educación, desempleo, pensiones o sanidad. En un momento en donde la crisis ecológica amenaza con devastar el planeta. En un momento en donde las guerras siguen siendo la opción preferida por el norte para solventar sus problemas. ¿Tiene algo que decir la academia al respecto?

Podríamos pensar que los politólogos iban a aprovechar para poner su granito de arena en la solución de los problemas, en visualizar el deterioro democrático, en ayudar al incremento de la conciencia. Que iban a hacer algún plante para demostrar su oposición al vaciamiento de la democracia (esa que, además, nunca ha estado muy llena). Pero no. Como los profesores de economía de Inside job, responsables del comportamiento rufián de Wall Street, los politólogos del mundo se hacen corresponsables de los desmanes de los políticos. No solamente no se quitan el zapato y lo lanzan a esa usurpación de la democracia que representan los parlamentos o la puerta giratoria entre la política y la gran empresa. Sino que, además, deciden honrar al politólogo responsable de haber salvado la cara al franquismo, Juan José Linz, vinculado al departamento de Estado norteamericano (donde trabajó durante décadas). La profesión va a entregar su aplauso al responsable de diferenciar entre totalitarismo -dictaduras de izquierda- y autoritarismo -dictaduras de derecha-, lo que sirvió para que el mundo occidental acompañara a la dictadura de Franco sin mala conciencia durante 40 años. Mientras, 150.000 asesinados por el dictador, siguen enterrados en zanjas, cunetas y fosas comunes. ¿No hubiera sido honrado celebrar la democracia de la República asesinada en vez del fascismo? ¿O es que celebrar la República es remover las heridas y celebrar a un compañero de viaje del franquismo es lo contrario? Eso sí, se compensa el despropósito invitando a dar una de las charlas centrales a Javier Solana. El que fue Secretario General de la OTAN. Pobre ciencia política.

Al igual que está pasando con la política real ¿no sería el momento de organizar algo paralelo?

Información de El país

Cumbre mundial de politólogos en Madrid

Hasta 4.000 científicos de 70 países debatirán en Madrid el futuro del mundo

El 8 de julio comienza en la Complutense el XXII Congreso internacional de Ciencia Política

El campus de la Universidad Complutense de Madrid va a ser sede del XXII Congreso Mundial de Ciencia Política, que bajo el lema "reorganizando el poder, ampliando los límites" congrega entre el 8 y el 12 del próximo mes de julio a 4.000 científicos sociales de esta disciplina y de las concernientes a la Administración Pública, según fuentes de la organización congresual.

Conferenciantes, ponentes y estudiosos de 70 países se darán cita en las facultades de Medicina, Farmacia y Ciencias de la Información de la Ciudad Universitaria madrileña, donde abordarán mediante ponencias, debates y comunicaciones los principales retos de una encrucijada mundial en la cual, al decir de los organizadores, "la política interestatal ha experimentado cambios sin precedentes en cuatro siglos, desde la Paz de Westfalia en 1648".

Según Wynn Grant, miembro del equipo impulsor del congreso, la distancia entre la élite global y los ciudadanos de a pie crece cada día y es preciso generar pensamiento genuino para atajarla. Para sellar esta brecha y dar respuesta a numerosos otros desafíos, el congreso se plantea tratar en más de 600 paneles hasta 5.500 comunicaciones de otros tantos politólogos de varios centenares de centros universitarios e institutos de estudios vinculados a la International Political Sciences Association (IPSA), creada en 1949 y que hoy consta de 42 Estados miembros. De ella forman parte 600 españoles y 50 instituciones internacionales.

España se unió formalmente a esta entidad internacional en 1958, si bien hasta la transición de la dictadura a la democracia, mediados los años 70 del siglo XX, la integración y la desenvoltura de la asociación española no fue plena, dadas las características autoritarias del régimen franquista.

Autoritarismo, crisis financiera y revueltas árabes

Precisamente, la herencia del autoritarismo va a ser uno de los asuntos tratados en el congreso, al igual que la crisis financiera; el momento democrático en mundo árabe; la feminización de la pobreza; el cambio climático; las amenazas contra el Estado del Bienestar; la ética en las Administraciones Públicas; el impacto de los populismos; las relaciones entre Justicia, Género y Ciudadanía; el ámbito geopolítico Asia-Pacífico; las políticas contraterroristas o la memoria del poscolonialismo, entre muchos otros temas.

Las comunicaciones presentadas se insertan en siete grandes troncos temáticos: Economía Política internacional; Políticas Públicas; Relaciones Internacionales; Políticas comparativas; Género, Religión e Identidad; Teoría Política y Conducta Política.

Los congresistas laborarán en comités de investigación y se han programado sesiones especiales impulsadas por un comité de organización local, del que forman parte la catedrática española Irene Delgado, de la UNED; el catedrático de Ciencia Política de la Universidad Autónoma de Madrid, Fernando Vallespín y Pere Vilanova, entre otros politólogos y académicos. Inicialmente, estuvo prevista la intervención de la estadounidense Elinor Ostrow, premio Nobel, pero ha fallecido el pasado 6 de junio.

Homenaje a Juan Linz

El Congreso distinguirá al politólogo y sociólogo español, Juan Linz (Bonn, 1926) catedrático en las Universidades de Columbia y Yale quien, en las postrimerías del franquismo, destacó entre los pioneros de la reflexión teórica sobre la democratización española.

"Asistimos a una completa reconfiguración de la Ciencia Política a escala mundial", explica Juan Luis Paniagua, presidente del Comité Local que organiza el congreso, responsable de la Asociación Española de Ciencia Política y de la Administración y catedrático de Sistema Político Español en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense.

De la Comisión Ejecutiva de IPSA forman parte el español Francisco Javier Llera; el francés Bertrand Badie; el camerunés Luc Sindjou y el esloveno Anton Bebler, bajo la presidencia del italiano Leonardo Morlino. La sede internacional se encuentra en la ciudad canadiense de Montreal.

Entre los conferenciantes en las cuatro sesiones plenarias previstas, figura Javier Solana, ex secretario general de la OTAN, que disertará sobre la globalización de las relaciones internacionales. De igual modo intervendrán en los plenos las politólogas Pippa Norris y Ethel Sollingen.

A juicio de Juan Luis Paniagua, "la elección de España como sede de este congreso mundial es una muestra del alto valor de cambio del que goza como país convocante". Subraya, además, que "se trata del primer congreso mundial de Ciencia Política que se celebra en Europa en el siglo XXI, ya que sigue a los convocados en Chile, Japón y Sudáfrica".

Y añade: "El momento político internacional contempla la caída de importantes paradigmas políticos y deontológicos, así como reacomodos hegemónicos de amplio alcance que preludian cambios sustanciales, todo lo cual será tratado durante este nuevo congreso, que ha recibido una masiva acogida por parte de politólogos del todo el mundo", remarca el catedrático español.

Detalles sobre el XXII Congreso de Ciencia Política, cuyo cartel anunciador ha sido ideado por el profesor de Bellas Artes de la Complutense, Norberto González, pueden hallarse en www.ipsa.org o en www.aecpa.es