Desbordar la falsa democracia

Desbordar la falsa democracia. Usemos los mecanismos administrativos para demostrar la perversión de un sistema político, el nuestro, sólo con exceso llamado democracia. El 25S, día señalado para que todo el pueblo vaya a visitar la Casa del Pueblo que es el Parlamento, se está lanzando un mensaje claro a una política pervertida que nos toma por imbéciles. Una política que se presenta con un programa a las elecciones y luego toma medidas radicalmente opuestas, que está dinamitando el artículo 1 de la Constitución -donde se dice que somos un Estado social y democrático de derecho-, para satisfacer las ansias de sangre de los vampiros que se esconden tras los "mercados", que pretende hacer de la política un ejercicio reservado para los ricos retirando las asignaciones o reduciendo el número de representantes, que ignora todas las formas de democracia directa y que, finalmente, está regresando a nuestro país a los tiempos del nacional-catolicismo centralista, retrógado, autoritario, casposo y profundamente desagradable.

El 25S, vayamos todos a presentar una petición ciudadana, democrática, pacífica y profundamente respetuosa con las leyes, al registro del Congreso de los Diputados, hagamos nuestra cola, sonriamos a los policías y saludemos a los periodistas que recaben nuestra opinión de probos ciudadanos. Toda la información aquí. Si consideras que nos están robando la democracia, no faltes.