A Rivera le crecen las primarias

Si Podemos está muerto y enterrado ¿a cuento de qué tantos ataques día sí y día también? ¿No será que las cuentas de la derecha no salen como esperaban? Y la campaña aún no ha empezado…

Las primarias de Ciudadanos son un fraude. Rivera está quedando como un gran mentiroso en casi todo lo que dice, pero aquí hay más cera que la que arde. El primer fiasco que ha estallado ha sido el de Silvia Clemente, aunque las quejas sobre la falta de democracia interna en Ciudadanos vienen de largo. Silvia Clemente era el “talento” que había descubierto Albert Rivera para “regenerar” la política en Castilla-La Mancha. Que es como regenerar la policía reincorporando al comisario Villarejo.

Clemente venía de ser ni más ni menos que la Presidenta del Parlamento castellano-leonés por el PP. Apostó en la interna, perdió y se dijo: ¿a dónde me voy ahora? Venía cargada de denuncias y sospechas, pero Ciudadanos la quería. Especialmente Rivera. La quería tanto que hicieron un pucherazo para que ganara. Ciudadanos, que ha vivido entre algodones en los medios, puede estar perdiendo el favor del IBEX 35. Lo que es normal, porque les prometió ganar todos los votos que perdía el PP y no lo ha logrado. El nacimiento de VOX gusta más al IBEX 35, que reprocha a Rivera su mucho ruido y sus pocas nueces. Rivera ha entrado en modo desesperado. Y le vamos a ver meter mucho la pata. Quizá por eso ha aterrizado en Madrid Inés Arrimadas. Ciudadanos está copiando el discurso de VOX y está llevándose a los cargos del PP que pierden sus procesos internos. Además de Clemente, ha fichado a la senadora del PP Esther Merino, concejala en Cabezón de la Sal, en Cantabria, y exalcaldesa de este municipio entre los años 2011 y 2015. El problema es que Merino tiene una causa abierta en el Tribunal Supremo por un presunto delito de prevaricación y tráfico de influencias. Pero en Cantabria, la derecha se mueve con redes clientelares o no se mueve.

¿Tiene necesidad Ciudadanos de cometer estos errores? Me temo que sí. Porque Ciudadanos le tiene que robar la red clientelas al PP, y si el PP está abandonando a sus ladrones, Ciudadanos les lanza el mensaje: nosotros os cuidamos. Por eso pacta con Unión del Pueblo Navarro, después de jurar delante del cadáver de Suárez y Kennedy que nunca aceptaría el cupo. Porque Ciudadanos no tiene red local. Recordemos que a Girauta en Toledo le han votado 161 personas en sus primarias. A saber si también ha hecho juegos de manos.

Así que tenemos a VOX gritando arriba España, viva Franco y os vamos a arrastrar rojos de mierda, obligando al PP y a Ciudadanos a retratarse. Tenemos al PP desangrándose con las ratas abandonando el barco y con 240 casos abiertos en los tribunales pero aguantando por sus redes clientelares, el ABC, La Razón, la COPE y Espejo Público. Y tenemos a Ciudadanos, que tiene la ética de una serpiente, rapiñando a ver si le asesta el golpe definitivo al PP y le roba el bocadillo, con ayuda de El Mundo y Telecinco.

¿Entendemos la necesidad de que no den los votos del PSOE con Podemos, aunque sea pasando a cuchillo a Pablo Iglesias?