Las carga el diablo

Rezar y vestir con decoro. ¿TVE o Radio María?

Los informativos de tve hay que verlos como lo que son: geniales programas de humor paridos por desaforados frikis derechosos. 

Mis muchos amigos en tve están ya tan desesperados como aquel inconsolable desgraciado que no sabía si tirarse al metro… o a la taquillera. Yo les sugiero que se rían como hacemos los demás cuando tropezamos en el zapping con alguno de los informativos de la moribunda cadena pública.

Que los parados recen y enciendan velas, que así encontrarán consuelo, recomendaron en el informativo de las nueve de la noche el pasado día 8 de mayo. 

Las adolescentes y el decoro en el vestir, fue el tema de una pieza emitida en el informativo de las tres de la tarde del martes 14.

Esto no hay quien lo aguante, Juan. Por días nos estamos quedando sin crédito, sin prestigio, sin audiencia, me dicen mis amigos currantes de tve. Y cuando mis amigos de tve me dicen estas cosas es cuando me vienen a la memoria las reuniones de escaleta, pomposamente llamadas consejos de redacción, de cuando yo estaba por allí, longtaimagou. 

- Oye, a esto que ha dicho la oposición, estará prevista la respuesta del ministro, ¿no?

- Por cierto, hay que salir al paso de la barbaridad que ha soltado el de ciu. Que le respondan psoe y pp, ¿izquierda unida? No, no quita, tampoco vamos a hacer una tesis doctoral de esto

- Esa información de las nucleares me la miráis con cuidado, que luego no quiero líos ni llamadas coñazo

- La comparecencia esa de Bruselas es fundamental. Nos jugamos mucho. Nada de lenguaje técnico, clarito, que se entienda.

Siempre ha sido así en tve, excepción hecha del período Fran Llorente, a quien sus buenos disgustos le costó trabajar como lo hizo. Pero en esta etapa retropepera es todo demasiado explícito. A quienes residen en Madrid puede que no les parezca tan escandaloso, habida cuenta de los desmanes que el equipo que ahora dirige tve perpetró en los informativos de Telemadrid. Los demás, la verdad, no damos crédito.

No hay información política que no se acabe rematando con la opinión de alguien del pp; no hay total comprometido que no sufra su debido tajo; no hay declaración interesante, escuchada completa en la radio o en otros informativos, a la que no le falte un cacho cuando la meten en el telediario. En tve, la objetividad muere en el cedazo de la manipulación más rastrera. Los que mandan en los informativos se afanan, como prioridad máxima, en la manipulación de altos vuelos para complacer al amo. Todo  lo demás es secundario.

En la escaleta existe un apartado, generalmente intercalado entre la información considerada seria y los deportes, al que llamamos "desengrase". Suele ser la parte más entretenida, la más divertida… en resumen, la más interesante del informativo porque contiene temas sociales, culturales, desenfadados… asuntos que tratan sobre las cosas corrientes de la vida. Pues bien, en ese apartado es en el que estos chicos nos la están metiendo doblá. Por acción o por omisión.

La información que ponderaba las ventajas de rezar y el alivio que hacerlo puede suponer para los que están en paro, y esa otra en la que se instaba al decoro en el vestir de las adolescentes… son dos piezas antológicas que pasarán a la historia de la infamia televisiva pero que, estoy por pensar, se han colado de rondón en la escaleta porque los prebostes, los censores, los manipuladores, los comisarios políticos, están en otras cosas de mayor "trascendencia", asuntos más de apertura de telediario, más de esto-tiene-que-quedar-de-puta-madre-que-interesa-mucho-en-moncloa

Que se emitan informaciones como las dos a las que me acabo de referir es posible porque en la reunión de escaleta se suele gastar tanto tiempo en politiqueos que los asuntos de desengrase acaban despachándose en el último minuto y sin entrar demasiado en harina. Quiero creer que ocurrió así porque sé cómo funciona la dinámica y entiendo que, técnicamente, es muy posible que haya sido de este modo como ese tipo de informaciones hayan acabado pasando todos los filtros. Si, por el contrario, se planificó a conciencia, entonces apaga y vámonos.

Lo extraño esta vez es que el cuerpo redaccional no entregado a la causa pepera tampoco ha reaccionado una vez emitidas estas piezas, ni ha protestado internamente hasta que la cosa ha ido cobrando importancia en las redes sociales y en otros medios de comunicación. El correo interno es un buen termómetro para medir la indignación y en este caso, por lo que me consta, ni siquiera circuló la crítica a través de un sistema que es muy utilizado por los trabajadores de la casa.

Ha trascendido el enfado de algunos de los de toda la vida, como el mosqueo de Ana Blanco por una información a su juicio incompleta sobre la ley de Costas, o el de muchos redactores a quienes les parece intolerable la manera de informar de los escraches, o los descarados esfuerzos por invisibilizar a los movimientos ciudadanos de protesta y a sus portavoces.

El declive de tve es vertiginoso, y el hastío de los espectadores parece que también, si nos atenemos a los datos de audiencia. Han desmontado todo lo que olía a información imparcial y a objetividad en menos de un año. Han liquidado el atractivo de una cadena cuyos tentáculos, medios y posibilidades técnicas la hacían atractiva y muy competitiva.

Se admiten apuestas para ver cuál será la próxima información friki en el apartado de desengrase de los telediarios. Por el camino que van, más pronto que tarde son capaces de dejar sin audiencia a Intereconomía o a 13 TV. O a Radio María.