Opinión · Las carga el diablo

Rajoy, como Felipito Takatún: YO SIGO…

rigoli

 

Así caigan chuzos de punta, queridos ingenuos míos… yo sigo

Corrupción, sobres, entregas en efectivo… Pero qué ordinarieces. Yo… sigo. ¿queréis dejarme en paz?

¿Bárcenas, quién es ese? Que yo sigo, que no os queréis enterar, coño, que sigo. Y si hay otros que quieren jugar a otra cosa por unas u otras razones, esa es su responsabilidad.

Pero vosotros qué os habéis creído? ¿que un presidente puede estar todos los días saliendo al paso de cualquier mariconada? Yo sigo

¿Es que no sabéis, queridos tontuelos, que el Estado de Derecho no se somete a ningún chantaje? Yo…sigo

A ver si os enteráis de una puñetera vez: España es un país serio y yo quiero contribuir a que esto siga siendo así. Y para eso no tengo más remedio que “sacrificarme” y seguir. A ver, repetid conmigo: “Yo sigo”.

No seáis pesados, de verdad, ¿cuántas veces os tengo que decir que todo lo que tenía que decir ya lo dije el 3 de febrero? ¿Os queréis enterar de una vez? Que yo sigo, os pongáis como os pongáis.

¿Que la oposición pide mi dimisión? Mira cómo tiemblo. Yo sigo

¿Acaso no me votasteis con mayoría absoluta para estar donde estoy y hacer lo que hay que hacer? ¿Que ahora no os gusta? Pues se siente, chicos, habedlo pensado antes. Yo sigo

Que no os queréis enterar, que no me vais a echar ni con agua caliente, que yo… sigo, que voy a cumplir mi mandato os pongáis como os pongáis. Listos, que sois unos listos

P.D. Felipito Takatún fue un personaje televisivo de los 70 al que dio vida el cómico argentino Joe Rígoli y que hizo fortuna con una machacona frase (“Yo sigo”). Una expresión que durante años toda España repetía en bares, hogares y oficinas. Este lunes, durante su inevitable comparecencia en Moncloa, Mariano Rajoy ha homenajeado a aquel personaje y su conocida frase imitando a Rígoli con acreditada solvencia. Yo sigo = Al final la vida es resistir.