Las carga el diablo

La ultraderecha asoma la patita

Episodios como el asalto por parte de un grupo de radicales a la Oficina de Turismo de Catalunya en Madrid, cuando se celebraban los actos de la Diada en el centro cultural Blanquerna, a mí me dan mucho miedo. Al menos mediáticamente, creo que se ha pasado demasiado de puntillas sobre el asunto.

Los ultras llevan mucho tiempo aumentando sus áreas de influencia y esto no pinta nada bien. No puedo evitar asociar ideas y recordar aquellas irrupciones de los fascistas, en plena Transición, los domingos por la mañana en el Rastro madrileño arrasando con todo lo que pillaban por delante. Aquellos guerrilleros de cristo rey que en el 78, cuando en el parlamento se cocinaba la Constitución, andaban por Madrid campando por sus respetos. O aquellos ultras que, en enero del 77, acabaron con la vida de varios abogados laboralistas en un despacho de la calle Atocha de Madrid.

Estos de ahora son también grupos violentos. Esa es la cuestión. La parafernalia de la que se rodean asusta (banderas, eslóganes e himnos nostálgicos); sus ideas escandalizan... pero el problema es que no se detienen ahí: en ocasiones ha habido víctimas, como se encarga de recordar el Movimiento contra la Intolerancia en sus informes anuales (Informes Raxen)

Los datos que figuran en el informe de 2012 (página 84) estiman en unos 4.000 los incidentes y agresiones al año; localizan grupos racistas y xenófobos en todas las Comunidades Autónomas; cifran en más de 1.000 los "sites" (webs, blogs, canales, foros, redes...) xenófobos y de intolerancia. Los conciertos de música neofascista son decenas al año. La cifra de ultras y neonazis estaría ya por encima de los 10.000 en toda España. Y el informe habla también de ¡más de 80! personas muertas desde 1992 por "crímenes de odio".

Pese a la ausencia de datos oficiales, los datos del Informe "Raxen", que aparecen documentados con fechas, lugares, nombres y apellidos, permiten deducir que existe una cifra oculta que puede ser mucho más elevada. Detesto los alarmismos, pero me preocupa la táctica del avestruz que desemboca, por ejemplo, en que actos como el de la irrupción violenta en el centro Blanquerna no se detecten de antemano.

Según contaba Luis Izquierdo el pasado domingo en "La Vanguardia", partidos como "Falange Española", "Nudo Patriota Español", "Alianza Nacional", "Movimiento Católico Español" y "Democracia Nacional" se han sumado a un movimiento conocido como "La España en Marcha", que ha convocado una capea para el próximo día 28 de Septiembre en la que se anuncia "la quema de trapos separatistas" junto a la foto de una estelada ardiendo.

El 12 de octubre, día de la Hispanidad, está anunciado un acto en Barcelona para reclamar la españolidad de Catalunya que figura en las webs de casi todos los partidos aludidos. En la de Falange Española puede leerse: "No permitas que troceen tu nación. Planta cara al separatismo"

En la página de Democracia Nacional, este partido mostraba hace unos días su "incondicional apoyo a los jóvenes que el pasado día once de septiembre mostraron su indignación y oposición frente a los movimientos abiertamente secesionistas que se están produciendo en Cataluña".

En el perfil de facebook de Unidad Nacional Española, que cuenta con 7.000 fans, se dice que"Catalunya es la comunidad más corrupta de España, la región peor gobernada y administrada por trogloditas, que se enriquecen abusando y empobreciendo a la población para luego echarle las culpas al resto de España".

No es ninguna broma todo esto. Como no lo son los energúmenos de "Amanecer Dorado" el referente griego de estos grupos, que el viernes pasado agredieron con palos y barras de hierro en el Pireo a un grupo de 30 jóvenes que pegaban en la calle carteles del Partido Comunista. Ocho de los agredidos acabaron en el hospital.