Las carga el diablo

Sondeo del CIS: Los periódicos de papel pierden el norte y la vergüenza

Un trimestre más, el CIS ha sondeado y los periódicos han manipulado. Ellos lo llaman "interpretar", pero la tal interpretación suele pivotar, sin apenas variantes, sobre dos ejes fundamentales: Uno: Amarás el bipartidismo sobre todas las cosas y dos: Machacarás a Podemos sin pudor alguno. Recordemos los datos básicos de la encuesta y luego les invito a repasar conmigo el caldo de cerebro que se han marcado en esta ocasión.

Barómetro del CIS de Julio 2015. Estimación de voto (en % sobre voto válido)

Partido Popular: 28,2% frente a un 25,6 en abril de 2015 (+2,6)
Partido Socialista: 24,9% frente a un 24,3 en la misma fecha (+0,6)
Podemos: 15,7% frente al 16,5 también de hace tres meses (- 0,8)
Ciudadanos: 11,1% frente al 13,8  (- 2,7)

elmundo.750

 

Titular de El Mundo: "Podemos se desinfla, Ciudadanos se frena y resurge el bipartidismo"

Es decir, los 0,8 puntos menos de Podemos llevan a interpretar que la formación se "desinfla" pero los 2,7 que pierde Ciudadanos solo significan que Rivera se "frena". El bipartidismo sube 3,2 puntos respecto a abril y, aunque desde 2011 ha perdido nada menos que el 20,2 por ciento, eso no es óbice para que el periódico que ahora dirige el nunca suficientemente bien ponderado David Jiménez lance ya las campanas al vuelo y concluya a cinco columnas que "resurge el bipartidismo".

larazon.200

 

Titular de La Razón: "El PP remonta y Podemos cae 16 puntos desde Diciembre"

Nunca admitió Marhuenda, el inefable director de este producto (¿o subproducto?), que el PP se desinflaba, pinchaba o caía, pero al emplear ahora el verbo "remontar" reconoce implícitamente la debacle y se consuela añadiendo en el titular que Podemos cae 16 puntos... desde diciembre. Él sabrá de dónde saca esos datos, porque en su propio pasquín incluye un gráfico donde los datos de Podemos en Enero arrojaban una intención de voto del 27,2%. La caída, o si se quiere el batacazo es enorme pero, si yo aún sé sumar, de 27,2 a 15,7 van 11,5 puntos. Si el tortazo es ya de por sí espectacular, ¿qué necesidad hay de mentir añadiéndole 4,5 puntos más a tan clamoroso desplome?

abc.750

Titular de ABC, que se supera cada día en esta especie de campeonato de burradas en primera página donde el reto parece ser a ver quién la suelta más gorda: "El estreno en el poder pasa factura a Podemos y Ciudadanos"

Pero ¿qué poder ni qué gaitas, Bieito Rubido? ¿a quién pretendéis enredar? Me incomoda mucho reflejar obviedades, pero ni Rivera ni Iglesias han gobernado nunca. Hasta ahora solo han meneado el patio. Quienes han votado por ellos, lo que han hecho es sacar tarjeta amarilla-casi roja para decir que están hasta las narices del mamoneo de siempre y lo que tú propones es una clara y nítida apuesta por el bipartidismo. Y lo haces enfrentando el exiguo 53,1 por ciento que alcanzan juntos PP y PSOE a un 26,8 que suman Podemos y Ciudadanos, dos formaciones inexistentes hace dos años en el panorama nacional. No entiendo nada.

 

elpais.200Titular de El País, ese antaño aceptable periódico al que hoy ya no reconoce ni la madre que lo parió, sobre todo desde que lo dirige Antonio Caño: "La necesidad de una coalición se acentúa cerca de las elecciones" Desconcertante ambigüedad, vive dios. ¿A qué elecciones se refiere? Parece que a las generales. Entonces, ¿por qué no lo precisa habida cuenta que para su celebración faltan aún cuatro meses mientras que las que están más "cerca" son las catalanas? Dado que no da puntada sin hilo, ¿qué nos está queriendo decir con esto el "periódico global"? Por otra parte, ¿qué significa que una coalición es "necesaria"? ¿Acaso es algo malo? ¿No es lo normal en democracia ¿No está clara esa "necesidad" desde hace ya más de un año? ¿Dónde está la novedad? ¿Está queriendo insinuarnos el cada vez más tendencioso rotativo que la coalición pp-psoe es la única aceptable, la única políticamente correcta y no desaprovecha oportunidad para plantear su apuesta e ir allanando el camino a su manera?

Resumen de todo esto: Clamor en los rotativos por un "inevitable bipartidismo". Con ello, esta triste y penosa orquesta de papel impreso refuerza al PSOE para que crea tener un poder del que en realidad carece e intentar así escorarlo aún más hacia una derecha en cuyos caladeros los socialistas ya han pescado más de una vez.

Helo ahí, Pedro Sánchez, convertido en el niño bonito de la prensa carca, en su más apetecible objeto de deseo. No te vayas con los perroflautas, parecen decirle a voces. Vente con nosotros, que tú eres de los formales, de los nuestros, de los que votas como Bruselas quiere y no como esos niñatos amigos de Syriza, que te van a acabar buscando la ruina. Cuidado, Pedro, cuidado, que viene el lobo, que los radicales no pueden pillar cacho, Tú con nosotros, andemos nosotros calientes y ríase la gente.

Y Pedro, mientras tanto, deshojando la margarita, creyéndose el rey del mambo como aquel cuervo de la fábula que, adulado por el zorro, se puso a cantar como éste le pedía y al hacerlo perdió el trozo de queso que tenía en el pico. Lo adulan a Pedro los periódicos de papel en tromba. Todos a las órdenes del Banco de Santander y de la troika, todos con miedo a perder la línea de crédito que les permite sobrevivir, todos huyendo hacia adelante y haciendo cada día un ridículo más espantoso con sus portadas de tebeo. Todos rendidos a los pies de quienes nadie vota pero mandan sobre nuestro votos y nuestros votados.

Mucha vergüenza me dan los medios. Mucha vergüenza su falta de vergüenza, su capacidad para distorsionar la realidad y manipular los datos sin recato ni miramiento alguno. Estoy seguro que la FAPE, la APM y otras asociaciones de la prensa, tan diligentes ellas a la hora de salir a saco contra iniciativas como la web municipal de Manuela Carmena, no tardarán en tomar cartas en el asunto y en breve harán público un comunicado donde denunciarán la descarada y vergonzosa manipulación por la que han apostado a calzón quitado esos productos de papel, editados básicamente en Madrid, y a los que todavía, no sé muy bien por qué, continuamos llamando periódicos.

J.T.