Las carga el diablo

TVE, en el túnel del tiempo

1. Darás cancha a los políticos de las derechas por muchas barbaridades que suelten: conviene tenerlos contentos y que se quejen de ti lo menos posible.

2. A los de Podemos ni agua, no vaya a ser que las derechas o el PSOE, lo que sería peor, acaben cabreándose y entonces, pobre de mí, qué va a ser de mi sillón.

Los diez mandamientos que parecen regir el comportamiento de los actuales responsables de informativos en TVE podrían resumirse en los dos que acabo de enunciar. Entre el resto estarían, por ejemplo, honrarás el bipartidismo sobre todas las cosas, santificarás la manera como se ha informado toda la vida o no pronunciarás el nombre de Pablo Iglesias en vano a menos que sea para meterle caña. El túnel del tiempo.

El Telediario1 de este martes 31 de marzo tenía que haberse interrumpido para dar paso a la rueda de prensa que en la Moncloa se estaba celebrando tras finalizar un Consejo de Ministros en el que se habían aprobado medidas de enorme calado social. En la comparecencia, el Vicepresidente segundo del Gobierno explicaba decisiones que concernían al sector más desfavorecido de la ciudadanía: no a los desahucios, nada de miedo a quedarte en la calle aunque no tengas medios para pagar el alquiler, un dinero razonable para garantizar el sustento mínimo… Nada de todo esto tenía desperdicio pero, ¡ay! quien lo estaba contando era Pablo Iglesias, ¡lagarto, lagarto!

¡Uf! demasiado protagonismo para el líder de Podemos, mejor continuar con el Telediario y dar la rueda de prensa por el 24 horas que apenas llega al uno por ciento de audiencia. De juzgado de guardia, de tribunal ético, si las Asociaciones de la Prensa, que esa es otra, no estuvieran lo mangoneadas que están. ¿Qué sentido tiene la existencia de la televisión pública? Se supone que ser servicio público, ¿no? ¿Y qué criterio debe primar cuando se está produciendo un fenómeno informativo del calado del que tenía

lugar este martes a la misma hora que el Telediario1?

Era información de Estado en una situación de crisis inédita, en un momento en que la pandemia del coronavirus nos tiene acojonados a todos. Y las medidas que anunciaban, mire usted por dónde, le ha tocado ponerlas en marcha a un Gobierno de coalición. ¿nos acostumbraremos en algún momento a asumir que tenemos un Gobierno de coalición, y que eso significa que la televisión pública del Estado tiene que ser útil a todo el mundo y hacer llegar todas las voces de ese gobierno al máximo de gente posible?

La tele pública del Estado debe brindar información de Estado y en los duros momentos que vivimos, más que nunca. No se puede discurrir por el mismo carril que el resto de los medios. Los periódicos están encanallados, las televisiones envenenadas, las radios histéricas y los tertulianos desorientados. ¿No nos merecemos al menos que la televisión pública aproveche esta oportunidad para recuperar el sitio que nunca debió perder?

En ningún hospital nos imaginamos a un médico moviéndose por criterios políticos a la hora de salvar vidas, tampoco en las clases on line, que estos días reciben cientos de miles de alumnos en todo el país, se nos ocurre pensar que sus profesores actúen movidos por otra razón que no sea su vocación de enseñar ¿por qué entonces en la televisión pública esto no ocurre? ¿Por qué la comparecencia de un vicepresidente de gobierno no se da en directo y en cambio sí se hace con las declaraciones del líder de la oposición, con cuyo despacho se conecta a las primeras de cambio aunque lo que tenga que decir no sean más que tonterías, sembrar cizaña y meternos en el cuerpo más miedo del que ya tenemos encima?

Lo de este martes fue especialmente grave, y si faltaba algo para redondear, remataron la faena en el TD2: como además de Iglesias habían comparecido la ministra Portavoz y la vicepresidenta Calviño, resuelven apostar por un directo con uno de los tres. ¿Con Pablo Iglesias quizás, que fue quien explicó las medidas más importantes? Por supuesto que no, con Nadia Calviño, que hay que tener contento al PSOE.

Y así todo. Continuamos para bingo en el túnel del tiempo. Y cumpliendo los mandamientos.

J.T.

PD. Ninguna otra televisión con cobertura en todo el Estado ofreció la rueda de prensa. Sí lo hicieron Telearagón en una parte y Canal Sur completa, por lo que considero de justicia reflejarlo aquí.