Las carga el diablo

¿Quién está detrás de la llamada “Plataforma TVE Libre"?

Reviso "Plataforma TVE Libre", un dominio de twitter en el que sus componentes se autodefinen como "profesionales de RTVE unidos contra el sectarismo y el odio en RTVE", y al hacerlo me encuentro entre los primeros tuits con esta lindeza: "Como venimos denunciando desde esta cuenta, el Consejo de Informativos, Xabier Fortes y el karma negro han convertido RTVE en un cordón sanitario a la libertad de prensa y la democracia plural".

Releo el tuit y, a la primera, confieso que no entiendo nada, ¿no presumen en su avatar de luchar contra el odio? Reviso media docena, diez, quince de sus mensajes y compruebo que, por lo general, destilan bilis antigobierno de coalición en estado puro. Entre los textos más sangrantes, de este mismo martes, se encuentran aquellos en los que claman enfurecidos porque al parecer los Telediarios no se hacen el debido eco de la indignación ciudadana en el madrileño barrio de Salamanca.

Bien, ya me he centrado: una televisión libre, libre, no parece que sea lo que los anónimos miembros de esta Plataforma estén reivindicando. Indago: Me cuentan que al frente de ella se encuentra una docena escasa de "represaliados" por el PSOE (así se consideran ellos mismos), que eran quienes partían el bacalao en tiempos del PP. Ahora no tocan bola y los populares tampoco les han pagado los servicios prestados como sí han hecho con algunos otros. Deben preferir tenerlos dentro como caballos de Troya, pensando en un posible cambio de tortilla.

Actúan en la clandestinidad y casi siempre andan malmetiendo para presionar a los gestores de ahora. Y la verdad es que da la impresión de que en parte consiguen sus objetivos porque, si a esto añadimos en el cóctel la ambigua postura de Enric Hernández, director de Informativos, que en momentos tan graves como estos pasa la mayor parte del tiempo en Barcelona, y el descoloque de Rosa María Mateo, presidenta de la Corporación, al final acaba uno entendiendo por qué los telediarios salen como salen.

Entre quienes forman parte de esa Plataforma, me aseguran que se encuentran, entre otros, Jenaro Castro, Carmen Sastre, María Eizaguirre o Gemma de Andrés. Y la verdad, ¡oh casualidad! es que la relación entre los contenidos de las cuentas de twiter de algunos de ellos y los de "Plataforma TVE Libre" presentan asombrosas coincidencias, además de reforzarse mutuamente. Este martes Sastre se quejaba de la ausencia en los informativos de TVE de una noticia que había dado ABC acusando a Sánchez de mentir, y Gemma de Andrés remataba retuiteando: "Se les habrá pasado a los compañeros del Telediario".

La verdad es que me pongo en la piel de los editores de los informativos de TVE y entiendo que debe ser bastante complicado vivir inmersos en esta esquizofrenia. Por un lado, los de derechas presionando, por otro los sindicatos publicando hojas en los tablones de anuncios porque entienden que los informativos parecen hechos por el PP, por otro la prensa y sus columnistas arreando estopa desde todos los frentes…

Y dentro de la tele, la amarga sensación que manifiesta buena parte de los 6.400 trabajadores: la cosa no pinta nada bien, te cuentan, la deriva de la empresa no parece tener remedio, nos han metido un gol por toda la escuadra y hemos perdido la guerra, ¿en qué se nota que al frente está Enric Hernández y no Marhuenda, por ejemplo?, se preguntan algunos. Eso mientras los otros, los que mandaban en tiempos del PP, braman una y otra vez que en la tele no se cuenta ninguna de las mentiras que Sánchez y sus ministros profieren a diario, según ellos.

RTVE vive en eterna provisionalidad desde hace dos años, han cambiado tres veces el organigrama y la cosa no pirula ni parece que se conozca cuál es el plan de futuro. Cuando preguntas a los trabajadores de a pie, no te niegan que puede haber motivo para volver a los viernes negros, pero admiten sentirse desmotivados, desactivados. Eso los más jóvenes, porque buena parte de la plantilla con más veteranía, lo que está es deseando jubilarse. "Que Hernández, te dicen, haga lo que por lo visto sabe hacer mejor que nada: Expedientes de Regulación de Empleo como los que llevó a cabo cuando dirigía El Periódico de Catalunya".

Y en todo este desaguisado, los de la autodenominada "Plataforma TVE Libre" frotándose las manos y permitiéndose además lanzar proclamas como la que María Eizaguirre, editora de los telediarios en tiempos de Rajoy, escribió en una carta publicada por ABC el pasado 28 de abril: "¿Desde cuándo es "normal" –se preguntaba- que desde fuera de esta casa se decidan las imágenes que se emiten en La 1 y el Canal 24 horas? Imágenes de Duque en el espacio con su traje de astronauta, imágenes de Simón como voluntario en África… ¿Esto qué es?"

Además de afín a la "Plataforma TVE Libre", Eizaguirre es una de las 19 personas que, desde que falta Alicia Gómez Montano, continúan integrando la lista de candidatos a la presidencia y consejo de administración de RTVE. Un concurso público paralizado desde hace ya año y medio, y que a juzgar por los hechos, los partidos políticos no parece que tengan mucho interés en sacar del cajón para reactivarlo.

Moraleja: Menudo pollo. Con tanto malestar en ese microuniverso cargado de cuchillos que vuelan en todas direcciones, con tanto mal rollo allí dentro, demasiado bien les salen todavía los telediarios.

J.T.