Las carga el diablo

Cebrián se desata

A Pedro Sánchez lo llama "señor bastante bobo".
A una rectificación del ministerio de Justicia la califica de "necia".
Al independentismo catalán lo tilda de "mascarada".
A la "nueva normalidad" (expresión, eso sí, cuanto menos controvertida, hay que admitirlo) la considera "estúpida".

Lindezas tales están firmadas por Juan Luis Cebrián, todo un señor Académico de la Lengua, que lleva 45 años pontificando sobre lo que conviene o no al resto de sus compatriotas, y creyéndose el adalid de lo políticamente correcto. Anson y Pedrojota, a quienes muchos consideraban, y algunos consideran todavía, más desestabilizadores que a él, nunca emplearon vocablos tan barriobajeros para descalificar a las personas o cosas que no les gustan.

Con el presidente de honor de El País, ya tenemos a los tres tenores dispuestos a interpretar La Traviata, a brindar con champán si consiguen cargarse este Gobierno de coalición que tanto les incomoda. Si es que alguna vez lo consiguen, claro.

La verdad es que Cebrián no se cortó un pelo al publicar este lunes en "su" periódico, una columna de opinión titulada "Sobre cómo afrontar la crisis constituyente", artículo cuya aparición coincidió, mire usted qué casualidad, con el relevo en la dirección del diario.

Los editoriales faltando el respeto al Gobierno de coalición que la directora saliente había firmado alguna que otra vez no debieron parecerle suficientemente contundentes al veterano gurú ni a sus desesperados correligionarios. Así que ha pasado él mismo al ataque, con su nombre y apellidos, ya sin pudor ni miramientos.

Les invito a repasar, si les parece, algunas de las muchas perlas insertas en el artículo-manifiesto que, hay que reconocerlo, no tiene desperdicio.

Consideraciones generales:

1. "El Partido Socialista Obrero Español no tiene proyecto alguno, o por mejor decir tiene una variedad de ellos, siempre que el que se aplique garantice el poder a su actual líder".

2."Afrontar la crisis "no se puede hacer con un gobierno de la señorita Pepis" (variante creativa de la expresión "camarote de los hermanos Marx" acuñada la semana anterior por su amigo Felipe).

3. "Un Gobierno verdaderamente progresista debería propiciar más el debate intelectual que los eslóganes y pasquines a que nos tiene acostumbrados".

4.Podemos tiene un proyecto para España que ya se ensayó en Venezuela y Bolivia con los lamentables resultados que conocemos.

Sobre Pablo Iglesias:

1."Encaramado al populismo y acosado por contradicciones personales, temo que esté echando a perder su vocación intelectual sin que logre en cambio asaltar los cielos".

2."Estudioso de Negri y Hardt, profetas del libertarismo global, Iglesias no cree en la autonomía de la política respecto a lo social".

Turno para Zapatero:

"La debilidad del actual equipo socialista no se debe solo a su penuria de escaños ni a su irregular pacto con Podemos y los independentistas, sino sobre todo al descalabro interno del partido que comenzó con la obsesión de Rodríguez Zapatero por eliminar cualquier vestigio del llamado felipismo".

Reivindicación de su amigo del alma:

"A los pragmáticos socialdemócratas se debe el impulso reformista que logró reconstruir Europa en alianza con la democracia cristiana tras la guerra. El mismo que permitió la larga etapa de cambios y consolidación democrática presidida por Felipe González".

Más despropósitos:

1."La pandemia ha sido en ciertos aspectos una bendición para Sánchez, que ha evitado tener que explicar entre otras cosas el amigable encuentro del ministro Ábalos con la vicepresidenta venezolana, programado y no fortuito como se quiso hacer creer".

2."Si el socialismo español, huérfano de todo análisis teórico, persiste en sustituir el liderazgo por una camarilla clientelista dispensadora de favores, (o sea, lo que se hacía ya en tiempos de Felipe) acabará el país en manos de la extrema derecha.

Hasta la ONU queda cuestionada en el artículo de Cebrián:

"Al margen de los refuerzos que en el corto plazo recaben los Estados, necesitamos construir una gobernanza mundial más eficiente y fiable que el sistema de Naciones Unidas".

Para rematar, reivindicación del bipartidismo como única salida:

"Si el partido socialista y la derecha moderada no son capaces de volver a ser fuerzas dominantes del cambio y garantía del funcionamiento de la democracia, no habrá otro camino para la estabilidad política".

¡Qué miedo!, ¿no?

Tanta invectiva solo puede deberse a una insoportable sensación de impotencia. De lo contrario no se entiende tan patético pataleo. Ideas de tertulias de sobremesa con café, copa y puro mezcladas todas juntas en un cóctel tan confuso como crispado. Pelín impropio para todo un señor académico ¿no les parece?

En resumen, todo un memorial de intenciones hecho público el mismo día de la marcha de Soledad Gallego del diario El País, lo que permite intuir por donde van a ir los nuevos tiros, cuál va a ser el criterio por el que se va a regir Javier Moreno, primer director del periódico que repite en el cargo. Cómo tiene que estar la cosa ahí dentro para que se hayan visto obligados a tirar de fondo de armario.

Nunca pensé que escribiría esto, pero veo a los empresarios más propensos a amoldarse a los nuevos tiempos que a esta camarilla periodística venida a menos, a quienes solo les falta gritar "Mi tesoroooo", como a Gollum, aquel personaje de El Señor de los Anillos que se resistía a dejar de poseer la sortija, y lo buscó durante muchos años tras haberlo perdido, a pesar de que su posesión lo había tenido esclavizado.

J.T.