kⒶosTICa

El día que Microsoft le dio la espalda a Asia

PososdeAnarquia_surface_2

¿Qué es Surface Hub? Es una pantalla táctil gigante, una especie de tableta de 84 pulgadas que está especialmente dirigida al mundo empresarial y, más concretamente, a sus salas de reuniones. Los cerca de 20.000 dólares que cuesta –a partir del próximo 1 de julio- así lo indican también (el modelo de 55 pulgadas baja a los 7.000 dólares).

La gran novedad es el lugar en la que Microsoft fabricará la nueva super tableta: en Wilsonville, una localidad de 21.000 habitantes en Oregon, a unos 320 kilómetros al sur del cuartel general de Microsoft en Redmond. La compañía rompe así con una tendencia, que era la de producir la mayor parte de sus dispositivos fuera de EEUU.

¿A qué se debe este movimiento? La primera explicación hay que buscarla, quizás, en puro marketing. Todavía con el latigazo de la crisis atizando y a pesar de que las políticas de estímulo de la Administración de Obama han dado a Europa una lección sobre cómo driblar a la recesión, lo cierto es que uno no acierta a saber si existe una intencionalidad real de acabar con la deslocalización de las fábricas o es más una medida cosmética de marketing. Y es que según la Oficina de Estadísticas Laborales, en los últimos 15 años el empleo en el sector estadounidense de la informática y la electrónica se ha desplomado un 41%.

Así las cosas, una noticia como la de Microsoft o la que dio Apple en 2013 cuando también anunció que la fabricación de su Mac Pro se realizaría en Texas son un soplo de aire fresco y contribuye a mejorar su imagen ante la opinión pública. No nos engañemos, lo que termina haciéndose allí es el ensamblaje de todos los componentes que, en realidad, vienen en su mayor parte de Asia... lo que sucede es que tampoco eso es barato y la propia Apple asegura que ha invertido unos 100 millones de dólares para llevar de vuelta el ensamblaje del Mac Pro a Texas.

PososdeAnarquia_surface_1Por otro lado, este mismo ensamblaje –que es lo que se realizará en Oregon- es, precisamente, el que ha servido a Microsoft para justificar el cambio de localización. Según cuentan sus responsables, el producto es tan fuera de lo común – no en vano es una de las pantallas táctiles más grandes del mercado- que la multinacional no consiguió encontrar en Asia ninguna línea de ensamblaje cualificada para realizar el trabajo. Aunque allí finalmente sólo se ensamble, la etiqueta del producto –y volvemos de nuevo al marketing- rezará "Manufactured in Portland, OR, USA" ("Fabricado en Portland, Oregón, EEUU")... aunque la planta está a 20 minutos de Portland.

A ello se suma, además, el coste de tener que mover toda la producción de un lado al otro del mundo, considerando que cada Surface Hub pesa más de 90 kilogramos.

 

 ¿Y por qué Oregon?

Para entender eso hay volver la vista tres años atrás, cuando Microsoft compró una pequeña start-up llamada Perceptive Pixel, que fue quien en realidad inventó la Surface Hub. ¿Dónde tenía Perceptive Pixel su planta de ensamblaje de unos 6.500 metros cuadrados? Lo han adivinado, en Wilsonville (Oregon).

Aquella pequeña start-up era, por ejemplo, la suministradora de las pantallas táctiles gigantes con las que en 2008 la CNN mostró a sus telespectadores los resultados electorales de sus presidenciales. Entonces, el modelo superior costaba cerca de 80.000 dólares.

Wilsonville, además, no es ajena al mundo de la tecnología, pues ya fue la sede para InFocus, la decana en el mundo de los proyectores y que, al final, terminó siendo una bolsa de empleo para Perceptive Pixel. Aunque no hay cifra exacta de empleados, ya se barajan los 200 trabajadores, aproximadamente, detrás del Surface Hub.