kⒶosTICa

¿Es positivo que Anonymous vaya contra ISIS?

Movil_banderaAnonymous declaraba la guerra a ISIS hace casi dos semanas con la bautizada ‘Operación París’. Tan sólo tres días después había conseguido tumbar nada menos que 5.500 cuentas de ISIS en Twitter. No es la primera vez que este grupo actúa contra otros colectivos que atentan contra los Derechos Humanos; de hecho, este mismo mes emprendieron acciones contra el Ku Klux Klan.

Desde Anonymous, en declaraciones a la BBC, fueron claros al señalar el objetivo de esta operación era "identificar a los autores de los atentados de París y a todas las organizaciones terroristas ligadas, hacerse con la Inteligencia para ahondar en los cimientos de sus organización orgánica, acabar con su propaganda y detener su acción en las redes sociales".

Es cierto que la estructura de Anonymous, organizada en un número indeterminados de grupos de individuos por todo el mundo, es desconocida, por los que se ignoran sus recursos, pero no deja de ser llamativo su elevado nivel de efectividad. A fin de cuentas, los expertos informáticos destacan que, en líneas generales, ISIS comete muchos errores de novato a la hora de protegerse de estos ataques, por lo que resultan relativamente sencillos.

Anonymous no ha querido precipitarse en esta ocasión y ha querido eliminar los ‘falsos positivos’ antes de atacar cuentas de Twitter como pudieran ser, por ejemplo, investigadores académicos sobre yihadismo. Sin embargo, también abre una puerta peligrosa para novatos en esto del hacking, puesto que dentro de su estrategia de reclutamiento ha publicado una NoobGuide como guía de actuación para internautas que quieran tomar parte de esta ofensiva cibernética contra ISIS. Guía que ponen a disposición de cualquiera como realizar ataques de denegación de servicio (DDoS) o de intermediario (MITM)

No es la única herramienta que ha puesto a disposición de cualquiera: también incluye Reporter, para ayudar a destapar cuentas de ISIS o Searcher para destapar páginas web.

Desde los Gobiernos no parece que termine de agradarles que Anonymous vuelva a aparecer ante la opinión pública como una organización positiva. Así, no han tardado en llover las críticas denunciando que sus ataques no están coordinados con los Gobiernos, por los que llegan a considerarlos interferencias.

Sin embargo, la pregunta es inevitable. ¿Cómo es posible que esta organización haya sido aparentemente más efectiva que las fuerzas del orden o los servicios de inteligencia de los Gobiernos? ¿Hay realmente ineficacia de estas fuerzas del orden? Por otro lado, la lectura que hacen algunos expertos al respecto es que, en lugar de cerrar estas cuentas de ISIS, es preferible que permanezcan abierta para así poder seguir el rastro de sus actividades. Es decir, que con algunos de los foros y páginas web que están tumbado, los miembros y simpatizantes de Anonymous podrían estar acabándose también con una Inteligencia muy valiosa.

¿Dónde está, pues, el equilibrio entre monitorizar a ISIS y dejar que siga expandiendo su propaganda en esa web oscura, como la denomina la policía?