Opinion · kⒶosTICa

Cómo reducir las fugas de agua enterrándola

La escasez de agua se está convirtiendo en uno de los grandes problemas que afronta la agricultura, que ha visto en las últimas décadas como las precipitaciones se iban reduciendo perjudicando gravemente a sus cultivos. Esta situación ha propiciado la búsqueda de alternativas, algo que no siempre viene de los campus universitarios ni de grandes proyectos europeos de investigación. Este es el caso del sistema de riego DeepDrop, que puede ayudar a reducir las pérdidas de agua hasta en un 50%.

Un empresario de la localidad malagueña de Torrox, Enrique Rico, es el creador de este sistema. A sus 77 años y a pesar de no contar con formación universitaria, esta mente inquieta ha llegado ya a patentar más de 25 inventos o modelos de utilidad, la mayor parte en el sector de la Construcción, que es donde ha desarrollado casi toda su actividad profesional.

El sistema, que funciona como un riego por goteo, consiste en convertir las aguas en superficie en subterráneas. Mediante un tubo conectado a la red de abastecimiento dentro de otro de mayor diámetro clavado bajo tierra, que contiene un orificio de salida con un protector que impide la entrada de residuos, se consigue que el crecimiento de las raíces se produzca hacia abajo. Un dosificador en el otro extremo, conectado a la red de abastecimiento, es el encargado de verificar el fluido del agua que llega de la red de abastecimiento, detectando posibles anomalías, como cortes o atascos en el suministro.

El objetivo es reducir las pérdidas que se están produciendo por la evaporación del agua, más aún en una provincia como Málaga en donde la incidencia de los rayos del sol es tan acusada. Otros motivos de pérdidas de agua, como la percolación (a través de los poros del material) o la escorrentía (escurrimiento del agua de lluvia) también se atajan, de manera que pueden recortarse estas fugas hasta en un 50%.

Entre otros beneficios añadidos de este sistema también destaca la mejor calidad del agua de riego, pues al encontrarse bajo tierra gana en nutrientes y reduce la necesidad de pesticidas y fertilizantes. En esta misma línea, también se reducen las malas hierbas y el riesgo de intoxicación de la fauna que se acerca porque ingiere los fertilizantes presentes en el agua.

Administraciones como la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol-Axarquía, a la que pertenece Torrox, ya han apostado por este sistema, instalándolo en sus jardines. Se trata de una comarca en la que, a pesar de contar con cultivos tropicales que requieren mucha agua, como el aguacate y el mango, sufren los efectos del cambio climático. Ello, unido a la falta de infraestructuras para un mejor aprovechamiento de los recursos hídricos ha propiciado que este año se haya estado a punto del decreto de sequía. Por este motivo, DeepDrop puede jugar un papel fundamental en el medio ambiente y la economía productiva del lugar.

La Axarquía no es la única región que ya se beneficia de este sistema. En fincas de Cáceres, Toledo y Cataluña también están realizando un mejor aprovechamiento del agua gracias a DeepDrop.