Opinion · kⒶosTICa

Nace el primer Fish&Chips vegano de Londres

Las personas veganas están de enhorabuena: acaba de ser inaugurado el primer restaurante de Londres que sirve el tradicional fish&chips vegano. La cadena de locales familiares Sutton&Sons es el artífice de esta novedad de la que ya están disfrutando en la capital británica. Situado en el barrio de Hackney, al este de la ciudad, este restaurante ofrece al comensal un menú a medida basado exclusivamente en ingredientes vegetales.

De este modo, en lugar de pescado, se utiliza flor de plátano, un ingrediente que se emplea mucho en la cocina del sudeste asiático. Para darle un gusto a pescado, los cocineros de Sutton&Sons marinan el plátano en algas y en hinojo marino (samphire). El fish&chips en Londres es casi como una religión, aunque para un extranjero resulte complicado diferenciar si está hecho con merluza o bacalao por la cantidad de rebozado que lleva. Así que para l@s vegan@s que quieran satisfacer al completo el culto, disponen incluso de una salsa tártara vegana.

No es el único plato vegano que se puede encontrar en este restaurante. Su carta también recoge los langostinos veganos, elaborados con almidón de patata japonesa o la hamburguesas veganas.

El responsable del negocio familiar, Daniel Sutton, llevaba desde principios de año ofreciendo alternativas veganas en sus locales, pero no ha sido hasta ahora cuando se ha lanzado a abrir un restaurante exclusivo para ello. ¿El motivo? Sencillo, la demanda creciente, a pesar de que el precio es ligeramente superior al tradicional.

En realidad y aunque es cierto que es el primer restaurante fish&chips vegano de Londres, no es la primera vez que se intenta dar una opción similar en la capital: En el barrio de Parsons Green, el restaurante Tell Your Friends también se lanzó a la aventura, sustituyendo el pescado por un filete de berenjena empanado, acompañado de una salsa de anacardo. Otra cadena, By Chloe, se ha inclinado por el tofu crujiente en lugar de bacalao o merluza.

“No hay pescado en nuestro pescado”

El plato, no sólo ha encontrado una gran acogida, también tiene sus detractores entre los más tradicionalistas que, para empezar, rechazan la denominación. Como dice el propio Sutton, “no hay pescado en nuestro pescado”. ¿Por qué utilizar nombres de alimentos que, en realidad no contiene? Este es uno de los estigmas de la comida vegana que, entre los reproches que suele recibir, destaca el imitar platos convencionales –que consumen las personas omnívoras- sustituyendo sus ingredientes.

En Francia, por ejemplo, han querido atajar esta problemática y este mismo año se aprobó una enmienda en su proyecto de ley  de agricultura para prohibir que productos basados en ingredientes no animales sean etiquetados como un producto animal tradicional. Dicho de otro modo, Francia dirá adiós a los “filetes de verduras” o a las “salchichas de soja”. Huelga decir que esta enmienda tampoco estuvo exenta de polémica, puesto que su argumento de base era eliminar la posibilidad de que l@s consumidor@s se sintieran engañad@s al pensar que realmente era un filete.

En todo caso, ya existen precedentes, puesto que una decisión del Tribunal de Justicia de la UE prohibió en junio 2017 que los productos no lácteos sean etiquetados como lácteos: es el caso del “yogur de soja”, la “leche de avena” o el “queso vegano. Si eso aplicó para los no lácteos, ¿se pronunciará Europa sobre los productos no cárnicos?