kⒶosTICa

Tres semanas de respiro para el roaming post-brexit

Ya se ha activado la cuenta atrás para la vuelta del roaming en Reino Unido (Pixabay)

El pasado mes de diciembre, la Unión Europea llegaba a un acuerdo provisional para extender hasta 2032 la eliminación del roaming entre los Estados miembro. De este modo, viajar por Europa y hablar o consumir datos desde nuestro teléfono móvil no nos traerá disgustos cuando llegue la factura mensual, como sucedía antaño. No ocurre lo mismo con Reino Unido, que con su brexit ha vuelto a instaurar estos cargos disparatados en las comunicaciones. Tres semanas les restan a los británicos de respiro... ¿y a nosotros?

A estas alturas del año, cualquier viajante de Reino Unido por Europa debería andarse con cuidado si activa los datos o habla desde su teléfono móvil. Con la llegada del brexit, se rompía el acuerdo de eliminar el roaming y las operadoras tienen carta blanca para reintroducir los recargos en sus tarifas internacionales haciéndolo, eso sí, con "tarifas justas y transparentes por los servicios de itinerancia móvil internacional". La legislación británica contempla que estos cargos nunca podrán superar las 45 libras y la operadora ha de advertir al usuario antes de que éste acumule facturas.

A pesar de tener vía libre, los problemas técnicos en los sistemas de facturación se han aliado con los consumidores y, al menos durante tres semanas, escaparán del ‘sablazo’ que supone el roaming. Vodafone era la primera de las operadoras que iba a reactivar estos recargos, concretamente pasado el 6 de enero, pero se ha topado con la tecnología y no lo hará hasta finales de mes.

Según indican fuentes de la operadora, ésta se encontraría realizando las últimas pruebas de sus paquetes de oferta de una libra por día cuando se viaja un mínimo de ocho a quince días. De no optar por esta alternativa, la tarifa será justo el doble por día, coincidiendo con lo que han anunciado ya otras operadoras como Three o EE; ésta última también ha retrasado sus planes de reactivar el roaming, pasando de finales de enero a marzo. La única de las grandes que hasta la fecha no ha avanzado que retomará el roaming es O2.

¿Aplican el incremento de coste por los servicios de itinerancia a los europeos que viajen a Reino Unido? Por ahora, no, pero consumado el brexit, nos encontramos en la misma situación que los británicos, de modo que todo hace indicar que a lo largo de 2022 veremos cómo el roaming se reactiva en cuando viajemos al otro lado del Canal de la Mancha. Si en Reino Unido se ha retrasado su puesta en marcha por afinar los sistemas de facturación y no generarse una mala reputación con noticias de facturas de roaming disparatadas, parece lógico pensar que una vez que el ‘banco de pruebas’ del mercado británico salga airoso del test, se extienda a Europa.

Reino Unido se sale del mercado único digital que durante tanto tiempo lleva persiguiendo Europa que, si bien ha ido puliendo aspectos como las tarifas, no ha sucedido lo mismo con la calidad de las comunicaciones, puesto que uno de cada tres europeos que viaja por la UE y disfruta de la eliminación de los costes de itinerancia asegura tener una peor calidad en el servicio.