La lupa

La Biblia y las leyes

La Biblia no puede estar por encima de la ley. Resulta preocupante que, a estas alturas del siglo, un tribunal tenga que recordar tal obviedad. Ha sucedido en Reino Unido, donde Gary McFarlane, asesor matrimonial, fue despedido de su empresa por negarse a atender a una pareja homosexual. McFarlane acudió a los tribunales, donde defendió su derecho a actuar según los principios bíblicos. El juez consideró justificado el despido en un fallo en el que definió la religión como "subjetiva" e "irracional". Todo ello , es de suponer, con flema británica.