La lupa

El Vaticano como gancho

Agentes de la policía española y el FBI detuvieron ayer en Madrid al boliviano R. L, a quien la justicia de EEUU reclama por una estafa piramidal de 1.3 millones de dólares. R. L. decía representar una organización vinculada a El Vaticano que ayudaba a niños pobres en Sudamérica y ofrecía a los depositantes de su fondo caritativo un beneficio del 100% en 35 días mediante inversiones en paraísos fiscales. Muchos cayeron en su trampa, atraídos por la seriedad y la garantía de la Iglesia en los grandes negocios. Pero R. L. trabajaba por libre.